Girona

Cadaqués marinera

Cadaqués

Cadaqués

26 de agosto de 2013

El aislamiento natural de Cadaqués ha ayudado a preservar la fisonomía de esta villa marinera que hoy, como siglos atrás, sigue mezclando el azul mediterráneo, el verde de los pinos, una bahía protegida de la tramontana y una arquitectura de casas encaladas. Nacida cara al mar para defenderse de los piratas, Cadaqués se eleva como un navío flotando en el Mediterráneo, cuyo mástil es la iglesia de Santa María. A sus pies las casas apiñadas se amoldan a las cuestas, ofreciendo miradores improvisados y terrazas donde refrescarse mirando al mar. El núcleo antiguo tiene ejemplos de arquitectura modernista –Casa Serinyena–, restaurantes y talleres de pintores enamorados del pueblo, como lo estuvo Dalí, quien arrastró con él a sus amigos artistas García Lorca, Matisse y Picasso. En la vecina cala de Port Lligat está la casa-museo del genio ampurdanés.