Brazo biónico de última generación

bionicafondo

bionicafondo

Cuerpo recuperado 
Veinte motores dan vida a un brazo biónico de última generación, que imita a un miembro de carne y hueso con una precisión sin precedentes. El usuario lo controla mediante impulsos nerviosos. Incluso tiene sensores para el tacto.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?