Bosque de un coral llamado látigo de mar, bahía de Suruga, Honshu, Japón

JAPONFONDO08

JAPONFONDO08

Lo que parece una maraña de cables enredados es en realidad un bosque de látigos de mar de aguas profundas en la bahía de Suruga. Cada rama está cuajada de pólipos que extienden los tentáculos diminutos en la corriente para atrapar el alimento a la deriva.