Un bloom de dinoflagelados bioluminiscentes

Un bloom de dinoflagelados bioluminiscentes

Foto: Gtres

Una explosión de luz en el mar

Bloom es la palabra inglesa utilizada para describir la acumulación o el rápido incremento de una población de algas en un sistema acuático. Estas auténticas explosiones de vida se dan únicamente en un pequeño número de especies de fitoplancton, sin embargo, cuando ocurren, la concentración de estos microorganismos puede llegar a ser de millones de células por mililitro, las cuales tiñen las aguas donde se producen debido a la coloración de sus pigmentos fotosintéticos.

En la imagen, un bloom algar (una proliferación rápida de algas) ilumina las aguas de la playa de Xiaoheizi de la ciudad de Dalian, en el noreste de China, produciendo un mágico espectáculo de luces que anualmente atrae a miles de turistas.  

Lejos de tratarse de magia, los responsables de la función tienen nombre propio. Los dinoflagelados son organismos unicelulares autótrofos en su mayoría y por tanto, productores primarios. Esto significa que sintetizan los nutrientes de los que se alimentan a partir de la materia inorgánica del medio en que habitan convirtiéndola en asimilable para animales de escalones superiores en la cadena trófica.

En este proceso, algunos dinoflagelados pueden emitir luz, en lo que se conoce como bioluminiscencia. Este se produce gracias a una reacción en la cual, una sustancia bioquímica, la luciferina, reacciona con el oxígeno, es decir, sufre una oxidación. Esta reacción viene facilitada por un enzima presente en los dinoflagelados, la luciferasa, clave en el proceso.