Bloom en el mar de Barents

Mar de Barents en el océano Ártico

Mar de Barents en el océano Ártico

Foto: Envisat / ESA

Héctor Rodríguez

21 de septiembre de 2016

Aunque pueda parecer una pintura a la acuarela, esta imagen tomada por el satélite Envisat de la ESA corresponde a una captura en color natural de una floración de plancton en el mar de Barents.

El fitoplancton es la forma de vida más abundante en el océano y la base de la cadena alimentaria en los ecosistemas marinos. Se conforma por un conjunto de microorganismos de naturaleza vegetal que vive suspendido cerca de la superficie del agua y a la que en ocasiones nos referimos como "la hierba del mar”.

Al igual que las plantas terrestres contiene clorofila entre sus pigmentos, por lo que mediante fotosíntesis son igualmente capaces de transformar compuestos inorgánicos en materia orgánica asimilable por los seres que se encuentran en escalones superiores de la cadena trófica.

Además, esta capacidad hace del plancton un potente agente de fijación de carbono atmosférico, por lo que cabe resaltar el importante papel que desempeña en la regulación del clima a nivel global.

Como podemos observar en la imagen, la concentración de clorofila presente en las grandes floraciones de plancton es susceptible de tintar en diversos tonos verdeazulados las aguas oceánicas allá donde se producen, lo que proporciona a los científicos un medio para detectar su presencia desde el espacio.

El maná del océano: sorprendentes criaturas

Más información

El maná del océano: sorprendentes criaturas

Se trata de microorganismos muy sensibles a los cambios ambientales y por ello, su estudio resulta de vital importancia en la predicción de los escenarios climáticos futuros, la comprensión del calentamiento global y de una gran variedad de procesos ecológicos.