Expedición británica a la Antártida: pioneros sin suerte

Expedición británica a la Antártida: pioneros sin suerte

Los hombres de Scott se hicieron este autorretrato tras alcanzar el polo Sur en 1912

FLASHBACK_ENERO2015

FLASHBACK_ENERO2015

Amundsen: filmaciones originales de su expedición al polo Sur

Más información

Amundsen: filmaciones originales

Aunque los miembros de la expedición británica a la Antártida capitaneada por Robert Falcon Scott plantaron la Union Jack (visible en el margen izquierdo) tras alcanzar el polo Sur en enero de 1912, a su llegada descubrieron que la bandera noruega ya ondeaba en el lugar. La expedición rival de Roald Amundsen se les había adelantado algo más de un mes, y, de hecho, ya estaba de vuelta. Pero Edward Wilson, Scott, Edgar Evans, Lawrence Oates y Henry Bowers (de izquierda a derecha) inmortalizaron igualmente su logro en esta foto.

La expedición de Amundsen, los primeros en pisar el polo Sur

Más información

La expedición de Amundsen, los primeros en pisar el polo Sur

9

Fotografías
La lupa nos revela cómo hicieron para aparecer todos en ella: con un cordel, entre los dedos de Wilson, activaron el disparador. Este retrato fue uno de los últimos que se hicieron. Ninguno de los cinco expedicionarios regresó con vida. Antes de un mes falleció Evans. Un mes después Oates, que sufría congelaciones, se alejó del grupo y nunca volvieron a verlo. Los cadáveres del resto fueron hallados, congelados, junto con el negativo de esta foto, en una tienda en noviembre de 1912.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?