¡Prohibido desnudarse en la playa!

Playa de Nueva Jersey, 1929

Playa de Nueva Jersey, 1929

Clifton Adams, National Geographic Creative

En 1871, James A. Bradley, metodista abstemio compró 200 hectáreas en una zona pantanosa y de dunas y construyó Asbury Park, una comunidad acorde con su estricto código moral.

Más información

Las 31 mejores playas del mundo

Las 31 mejores playas del mundo

Durante la Guerra de Secesión estadounidense, James A. Bradley amasó una fortuna vendiendo cepillos al Ejército de la Unión, pero más tarde encontró su verdadera vocación al aire libre en la costa de Nueva Jersey. En 1871 este metodista abstemio compró 200 hectáreas en una zona pantanosa y de dunas y construyó Asbury Park, una comunidad acorde con su estricto código moral. Prohibió el alcohol, impuso estrictas normas de decencia (no os perdáis el detalle de la imagen) y defendió el valor de la familia. Bradley pensó que la playa sería la panacea para aquellas personas que tuviesen "los nervios desatados por la excesiva dedicación a su trabajo o a sus estudios, o por su incesante búsqueda del 'todopoderoso dólar'".

En 1929, ocho años después de su muerte, estos veraneantes obedecen sus consejos. En octubre del mismo año se desplomaría la bolsa y daría comienzo la Gran Depresión, y los ataques de nervios desencadenados por la búsqueda del omnipotente dólar ya no podrían curarse con un simple día al sol.