Gran Esfinge de Gizeh

Con la arena al cuello

FLH2012

FLH2012

La esfinge de Gizeh ha permanecido enterrada en la arena durante largos períodos. La última vez que se desenterró fue en 1925, año en que se tomó esta foto.

La Gran Esfinge de Gizeh, el célebre monumento que representa una figura animal con cabeza humana, ha permanecido durante largos períodos enterrada bajo la arena. Cuando se tomó esta fotografía, ya había sido desenterrada al menos en tres ocasiones. La primera fue hacia 1400 a.C. por orden del faraón Tutmosis IV; la segunda, durante el período romano, y la tercera vez fue en 1925 (año en que se tomó esta instantánea), de la mano del ingeniero francés Émile Baraize. En verano de 1928 el entonces director de National Geographic Gilbert H. Grosvenor decidió que la foto no fuera publicada, anotando en el dorso: «Dado que la Esfinge ya ha sido desenterrada por completo, esta imagen ha quedado obsoleta».

No así la técnica fotográfica. En 1920 Grosvenor había creado el primer laboratorio de impresión en color de la industria editorial de Estados Unidos. Los fotógrafos procesaban las placas de vidrio de los autocromos y las enviaban en barcos de vapor a la sede central de National Geographic Society en Washington, D.C.

Publicado en noviembre de 2012