Baños terapéuticos

Baños terapéuticos

Unos bañistas se relajan en un balneario geotermal de Islandia a principios de la década de 1950.

flahbackmaig2012

flahbackmaig2012

26 de abril de 2012

Unos bañistas se relajan en el barro caliente de un balneario geotermal de Islandia a principios de la década de 1950. Se dice que este tratamiento relaja los músculos y suaviza la piel. Los spas islandeses de hoy siguen la tradición, pero limitan la temperatura de los baños de barro a 38 °C, y a un tiempo máximo de 15 minutos. También recomiendan abstenerse a todos aquellos que padezcan problemas cardíacos, pulmonares o sean alérgicos al níquel.

La autora Deena Clark escribió acerca de este país en el reportaje «Tapiz islandés», publicado en la Geographic del número de noviembre de 1951. No mencionaba los baños de barro, pero hacía referencia a la lista de equipaje que un funcionario le había facilitado antes del viaje: «“Necesitará pasaporte, un vestido de fiesta, un traje de cóctel, un chubasquero, chanclas de goma…¡y una capacidad infinita para asombrarse!” […] Descubrí que tenía razón –apuntaba Clark–, sobre todo en lo último».

Publicado en mayo de 2012