Entrevista a Michael Yamashita, fotógrafo National Geographic

"El mundo se esta volviendo más visual, es un hecho. Nadie tenía ni idea de hasta donde íbamos a llegar, sin embargo hoy todo queda registrado"

5 de agosto de 2017

Hubo un tiempo en que Oriente y Occidente fueron lugares que, además de alejados en el espacio, también lo estuvieron en el tiempo. Dos culturas completamente distintas que se provocaron fascinación y admiración mutua. Tal fue el asombro de Marco Polo cuando emprendió su viaje por la Ruta de la Seda así como el de sus contemporáneos al serles revelados algunos de los secretos del entonces desconocido continente asiático.

Nacido y educado en los Estados Unidos pero de ascendencia japonesa, el fotógrafo de National Geographic, Michael Yamashita, encarna la fusión de estas dos culturas y toma el testigo de Marco Polo al acercar – hoy a través de su cámara- las culturas oriental y occidental. Con él y a través de las imágenes que lleva capturando más de 35 años viajamos al pasado, presente y al futuro de Asia:

National Geographic – NG: Buenos días Michael, es un honor tenerte aquí con motivo de nuestro vigésimo aniversario.

Michael YamashitaMY: El honor es mío.

NG: Michael; viajero incansable y fotógrafo para National Geographic desde 1980. A a través de tu obra podemos conocer el modo en que mira al mundo un fotógrafo como tú. Sin embargo hoy estamos aquí para descubrir al hombre de detrás de la cámara. Si te parece bien, para romper el hielo, empecemos con un juego. Yo diré una palabra y tu has de responder con la primera palabra o idea que acuda a tu cabeza… la primera es Paisaje.

MY: Fotografía

NG: Fotoperiodismo

MY: Historias

NG: National Geographic

MY: El recuadro amarillo…(risas) no he parado de ver recuadros amarillos desde que estoy aquí…

NG: Instagram

MY: ¿Instagram? Mmm… influencia.

NG: Asia

MY: Comida

NG: Y viajar

MY: Todo el tiempo

NG: ¿Es la vida un viaje?

MY: Es la vida un viaje… Si, para mi por supuesto. Es un estilo de vida.

NG: ¿Crees que en la vida de una persona es necesario viajar? ¿Nos hace viajar mejores?

MY: ¡Vaya si lo creo! Es una manera de comprender el mundo que nos rodea.

NG: Llevas 35 años combinando tus dos pasiones la fotografía y los viajes… ¿Te definirías como un viajero que saca fotos o más bien como un fotógrafo que se dedica a viajar?

MY: Bueno yo empecé como un viajero que tomaba fotografías y muy pronto me convertí en un fotógrafo que se dedicaba a viajar. Poco a poco la fotografía se fue convirtiendo en algo más y más importante para mí.

NG: En la actualidad muchas ciudades como Barcelona, Roma o Lisboa se ven tan asediadas de turistas que muchas personas comienzan a pensar que el turismo está arrebatando a dichas ciudades su propia esencia - ¿Cuál es la diferencia –entre un viajero y un turista?

MY: Bueno… lo primero de todo es que el turismo es una espada de doble filo, y en cierto modo entiendo esos sentimientos encontrados hacia los turistas. Personalmente yo nunca me he considerado un buen turista por que nunca me ha gustado conocer los lugares que visito de una manera superficial. Me gusta adentrarme en la realidad de las ciudades, me gusta ver como viven los locales, qué les gusta comer, cuáles son sus inquietudes o los temas que les preocupan… no las típicas cosas que suelen hacer los turistas cuando visitan cualquier lugar. Es algo muy diferente, en mi opinión, ser una viajero y ser un turista.

NG: Naciste en los Estados Unidos, no obstante, por tu ascendencia japonesa, siempre te sentiste muy ligado a Asia. Te graduaste en estudios asiáticos por la Universidad de Wesleyand y más tarde te trasladaste durante más de 7 años a Asia. -¿Qué significa para ti Oriente?

MY: Oriente se ha convertido en mi vida y creo que ha sido precisamente a esta conexión con el pasado, debido a mi ascendencia oriental. Ha sido el lugar donde me he desarrollado como profesional, hacia donde decidí enfocar mi trabajo: mostrar el mundo a través de la fotografía, las historias y las experiencias que he vivido. De hecho mi vida apenas ha cambiado en estos 35 años en los que habitualmente podía pasar 6 meses seguidos fuera de casa fotografiando las cuestiones más diversas de la esencia de Oriente.

NG: Y con todo este bagaje, en tu opinión ¿qué es en lo que más se parecen y diferencian Oriente y Occidente?

MY: Bueno, como estadounidense y después de haber viajado mucho también por Europa, me gusta verme como un punto de conexión entre las dos culturas; quizá debido a mi herencia o a los conocimientos que he ido adquiriendo durante todo este tiempo. Precisamente el objetivo de mis fotografías es conectar Oriente y Occidente. Pienso como un americano, y aunque trabajo y he trabajado en Asia durante mucho tiempo, creo que lo hago con una mentalidad eminentemente occidental.

Dos practicantes del budismo zen inician una caminata cerca del templo Chozen-ji, en Honolulu. Son muchos los estadounidenses de origen japonés que ahora buscan lazos culturales con el país de sus ancestros. Foto: Michael Yamashita.

NG: Sobre la situación que se vive en el mundo en la actualidad: una situación en la que en Europa asistimos a una de las crisis migratorias más grandes de la historia, en la que el número de refugiados climáticos en todo el mundo es creciente y en la que estamos igualmente asistiendo al endurecimiento de las políticas migratorias en Estados Unidos por parte del gobierno de Donald Trump: ¿Qué le dice a un viajero como usted, dividido entre dos culturas, la occidental y la oriental, la palabra “frontera”?

MY: Bueno, sé que no es razonable pensar en un mundo sin fronteras, pero yo mismo soy inmigrante en los Estados Unidos. A pesar de ser un país de inmigrantes, yo particularmente siempre me he sentido muy decepcionado con el modo en que este país ha recibido siempre a los extranjeros. Y especialmente ahora que el presidente Trump está haciendo de la inmigración algo realmente exclusivo, algo en lo que se hace imposible vislumbrar nada bueno… el hecho es que quiere construir un muro en la frontera con México y esto es simplemente ridículo, tanto desde el punto de vista económico como por que simboliza un cierre del país al mundo.

El caso es que justo el fin de semana pasado tuvimos una celebración muy emotiva en Utah, donde mi familia fue encarcelada durante la Segunda Guerra Mundial. En aquella época el gobierno de Estados Unidos protagonizó una historia, quizá poco conocida, en la que tomó a unos 120.000 americanos de origen japonés a los cuales encerró en campos de concentración y mantuvo en cautiverio durante lo que duró la Guerra sin ninguna otra razón que la de que se parecían al enemigo. En lo que ahora deposito todas mis esperanzas es en que esto no vuelva a repetirse en la historia de América por ejemplo con los musulmanes. Tengo una postura muy sólida respecto de esta cuestión porque soy un inmigrante.

NG: Hablemos de fotografía… Un fotógrafo que te haya marcado…

MY: Ohh… hay muchísimos pero… Ernst Haas es uno de ellos. Fue un fotógrafo austriaco al que muchos llamaban el padre de la fotografía en color. Siempre admiré el uso que hizo del color en la fotografía y su capacidad para elegir el momento preciso para apretar el botón.

Pero de cualquier manera, la lista es muy larga, de hecho admiraba a muchos de mis amigos de National Geographic cuando todavía estaba empezando en la fotografía… siempre quise seguir sus pasos y los de otros muchos fotógrafos.

NG: Y una fotografía para la historia…

MY: En realidad es una pregunta muy difícil y es divertido porque tengo copias de la selección de las 100 mejores fotografías de todos los tiempos que hizo la revista Time el año pasado. Al menos de las 100 más influyentes. Las fotografías de varios de mis amigos están en esa selección pero no sabría sinceramente cuál de ellas elegir. Es muy difícil.

NG: Y de entre todas las fotografías que has tomado a lo largo de tu vida, ¿De cuál de ellas te sientes más orgulloso?

MY: (risas) ¡digamos que todavía no he sacado esa foto!

NG: ¿Alguna espina clavada? ¿Existe la foto que siempre quisiste tomar pero que siempre se resistió?

MY: Oh, por supuesto que sí, y esto es algo que pasa muy a menudo. Cuando ves esa situación…y por alguna razón no fue posible. Es nuestro día a día, créeme, no quieres pensar en esas instantáneas que has perdido, son muchas.

NG: Como bien has comentado comenzaste tus andanzas como fotógrafo hace 35 años y desde entonces no has dejado de tomar instantáneas adaptándote al paso de los tiempos. En la actualidad tienes más de 1,2 millones de seguidores en Instagram… ¿Qué opinas de esta red social?

MY: Bueno, ahora es algo que tiene mucho peso en la sociedad moderna. Inicialmente era lgo tan simple como postear fotos, pero cuando todo empezó nadie en realidad tenía mucha idea de hasta donde íbamos a llegar con Instagram. Fue precisamente National Geographic que empezó en Instragram y pidió a los fotógrafos que contribuyéramos con nuestras fotografías… en su momento nadie se quiso quedar atrás y de hecho en la actualidad es una plataforma muy competitiva.

Muchos de mis colegas con grandes números en Instagram son tipos de vida salvaje o fotógrafos extremos, escaladores o buceadores, tipos que realizan una labor muy dura… y yo… no sé… en realidad no estoy seguro de por qué tengo tantos seguidores, quizá por los temas que trato: Asia en concreto. Probablemente mis fotos lleguen también a un público asiático y he ahí el porqué de mi éxito.

Apretujados para resguardarse del frío, unos niños tajik, minoría islámica del oeste de China, ojean sus cuadernos a la puerta de la escuela de un pueblo del Pamir, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang. Foto: Michael Yamashita

De hecho, aunque en China Instagram es ilegal, sé que mi cifra de seguidores es tan alta porque soy muy seguido allí, y sería mucho mayor si fuera legal.

Por otro lado es increíble la posibilidad de recibir un feedback de cada fotografía, comentarios, etc… No tengo tiempo suficiente para leerlos todos por que subes una foto a Instagram y la interacción es masiva e inmediata… por ejemplo en mi perfil subo una foto y de repente te encuentras que la foto le ha gustado a 20.000 o 30.000 personas, o que varios miles la han comentado… sin duda es muy enriquecedor.

NG: Hablando de Instagram, se suben a esta red social unos 80 millones de imágenes al día….

MY: ¡Guau, no tenía ni idea!

NG: …si hablamos de Facebook la cifra asciende a los 350 millones. Si a ello le sumamos las fotos de Snapchat y Whatsapp, obtenemos que se suben a la red un total de aproximadamente 1.750 millones de imágenes al día. ¿Estamos asistiendo a un nuevo modo de comunicarnos, al nacimiento, por así decirlo, de un nuevo lenguaje visual?

MY: ¡Por supuesto, es universal! Sobre todo debido a la telefonía móvil. Hoy en casi cualquier lugar del mundo todo el mundo dispone de un teléfono móvil, sus cámaras son bastante buenas, y ese es uno de los motivos por el que todo el mundo se esta volviendo más “visual”… es un hecho… nadie tenía ni idea de hasta donde íbamos a llegar, sin embargo hoy todo queda registrado.

NG: En este sentido, supongo que un fotógrafo profesional ya tomó la decisión de contemplar el mundo a través del objetivo hace mucho tiempo. Sin embargo, en la actualidad muchas personas piensan que vivimos demasiado obsesionados con la imagen, y sobre todo, con la impresión que esta ofrece de nosotros a través las redes sociales. Más preocupada de capturar y compartir por ejemplo, una puesta de sol, un espectáculo artístico, que detenerse a contemplarlo y saborear el momento. La pregunta es: ¿Qué crees que es más importante capturar el momento o vivirlo?

MY: Por su puesto que para el profesional es capturar el momento, es nuestro trabajo, básicamente no dejar que el momento se esfume. Si tengo una cámara en mis manos y algo esta pasando ante mis ojos tengo que tomar la instantánea, es automático, no puedo pararme a contemplarlo. Sin embargo cuando no estoy trabajando, si que me detengo de vez en cuando a contemplar el momento y disfrutarlo, sin embargo mi primer pensamiento sigue siendo tomar la foto, sin lugar a dudas.

NG: Algo sobre el futuro… ¿Cómo te imaginas el futuro de la fotografía? ¿Sustituirán los smartphones a las cámaras?

MY: Yo mismo uso muchísimo el smartphone. Subo fotos a Instagram con él regularmente. Sin embargo no creo que el asunto realmente importante sea la cámara o el smartphone, sino la persona que hay detrás de ellos, por lo que en realidad, no creo que nada vaya a cambiar demasiado. Y por supuesto, si estás interesado en el arte de la fotografía querrás sin dudas tomar la foto exacta que tienes en tu cabeza, y en este sentido los smartphones todavía presentan muchas limitaciones.

De hecho hace muy poco estuve trabajando para una compañía china de telefonía móvil. Precisamente buscaba que tomara algunas fotos de Nueva York y Pekín con sus smartphones obteniendo resultados profesionales… querían demostrar que un smartphone es lo único que necesitas para hacer buenas fotografías… pero ni de lejos creo que un smartphone sea lo único que necesitas. Mientras estaba trabajando tomando fotos con el teléfono no podía parar de pensar que me moría de ganas de tener entre las manos una cámara de verdad.

NG: ¿Qué opinas del fenómeno selfie?

MY: ¡Ohh, yo no tomo selfies! Este fenómeno centrado en la imagen de uno mismo se está convirtiendo en una de las razones de más peso por la que se toman fotos. ¡Es una locura! Allá donde vayas tienes a gente echándose fotos de ellos mismos con algo detrás, enfrente de algo .

Precisamente estuve hablando de esto hace no mucho con una periodista que me entrevistó en el MoMA de Nueva York y me dijo: ¡Es increíble, nadie está prestando atención al arte, solo quieren tomarse una foto delante de este arte! Es precisamente de lo que hablábamos antes, de no vivir la experiencia… ahora todo va sobre uno mismo y de cómo se siente con cualquier cosa que este ocurriendo en su ambiente. Si volvemos a la pregunta anterior, definitivamente se están perdiendo el momento.

Michael Yamashita durante su ponencia con motivo del vigésimo aniversario de la revista National Geographic España el auditorio de la editorial RBA, Barcelona. Foto: Lluis Bou

NG: Después de tantos años trabajando para National Geographic,-¿Cuál crees que ha sido durante todo este tiempo el papel y la responsabilidad para/con la sociedad de National Geographic en cuanto a temas como el cambio climático, la exploración o la promoción del conocimiento científico?

MY: Siempre he pensado que ha sido un referente sobre estos temas y confío en que siga siendo así en el futuro. Que continúe transmitiendo el mensaje y del mismo modo usando la fotografía para promover cambios positivos.

Realmente pienso que su punto de vista es muy importante, y en este sentido que la fotografía es la mejor manera de mostrar el mensaje y acercar a las personas ciertas realidades como el cambio climático, que es muy real. Ese es nuestro trabajo…

NG: Muchos de nuestro lectores se preguntan, y nos preguntan a menudo sobre qué es lo hace falta para convertirse en un fotógrafo de National Geographic. - Como profesional, ¿qué consejo les darías?

MY: Esta es una pregunta que tengo que contestar siempre que hablo sobre fotografía.. y está claro que el camino que ha de seguir cada persona es diferente, cada cual ha de seguir su propio camino, pero si hay algo que es verdad hoy en día es que es mucho más fácil darse a conocer, mostrar tus fotografías por ejemplo en plataformas como las redes sociales. Supongo que es el futuro…….

Fotografías Fotógrafos
Outbrain