Siria

1 / 46

1 / 46

Hester Stanhopeng. La vida errante por elección

La vida errante por elección

Hester Stanhope nació en 1776 y dejó la vida victoriana por el desierto, que convirtió en su único hogar. Invirtió la pensión que recibió como herencia para darse el único lujo que realmente le apetecía: viajar. Su vida estuvo llena de aventuras. Tras un naufragio en Rodas en 1812 en el que casi pierde la vida, huyó a Siria y el Líbano junto a un joven amante que conoció en Malta. Viajaron juntos por Grecia, Egipto, Palmira y Jerusalén antes de separarse. Las tribus nómadas de Siria la conocían y era aclamada casi como una reina allá donde llegaba. El mismo Alí Bey quiso conocerla. Pero lo cierto es que sus amigos y siervos la fueron abandonando poco a poco, perdió su fortuna y su delicada salud mental y murió sola y en la miseria; pero donde eligió en vida, en el desierto, frente a las murallas de Palmira. Antes le dio tiempo de dejar un libro, Viaje a Oriente.

Foto: CC

2 / 46

"Rescued From the Rubble"

"Rescued From the Rubble"

Categoría: Spot News. Historias. Segundo premio. 
Un hombre sirio huye tras un ataque aéreo en el barrio de Hayy Aqyul, en Alepo, al norte de Siria. Estos ataques aéreos contra los rebeldes mataron al menos a 14 civiles e hirieron a más de una docena de personas.

Foto: Ameer Alhalbi / World Press Photo 2017

3 / 46

" Medics Assist a Wounded Girl"

" Medics Assist a Wounded Girl"

Categoría: Spot News, segundo premio individual.

Una niña siria grita mientras otra yace junto a ella en un hospital improvisado en la ciudad de Douma, al este de Damasco, la capital de Siria, tras una serie de ataques aéreos.

Foto: Abd Doumany / World Press Photo 2017

4 / 46

Teatro romano de Palmira

Teatro romano de Palmira

Fotografía de abril de 2016 que muestra el teatro romano de Palmira restaurado y en buen estado de conservación. El grupo terrorista Estado Islámico ha destrozado su fachada.

Foto: AP Photo / Gtres

5 / 46

El petróleo en Oriente Medio - 1951

El petróleo en Oriente Medio - 1951

Foto: CIA

6 / 46

Israel. Siria

Siria

La silueta de una cartel metálico en forma de soldado recuerda en Siria que, aunque el evento astronómico de la superluna es realmente espectacular e invita a disfrutarla, la guerra continúa. 

Foto: Gtres

7 / 46

palmira1. Ruinas dinamitadas

Ruinas dinamitadas

Vista general de las ruinas dinamitadas de Palmira.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

8 / 46

palmira2. Destrucción en Palmira

Destrucción en Palmira

El Estado Islámico ha asolado la antigua ciudad de Palmira.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

9 / 46

palmira3. Ruinas de Palmira

Ruinas de Palmira

Las ruinas de Palmira en una imagen difundida el 28 de marzo.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

10 / 46

palmira4. Relieves destrozados

Relieves destrozados

Relieves destrozados en el exterior del Museo Arqueológico de Palmira.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

11 / 46

palmira5. Figuras decapitadas

Figuras decapitadas

Figuras decapitadas en un relieve del Museo Arqueológico de Palmira.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

12 / 46

palmira6. Objetos desperdigados

Objetos desperdigados

Objetos desperdigados en el interior del Museo Arqueológico de Palmira.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

13 / 46

palmira7. Destrozos en el museo

Destrozos en el museo

Destrozos en el Museo Arqueológico de Palmira.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

14 / 46

palmira8. Estatuas destrozadas

Estatuas destrozadas

Estatuas destrozadas en el interior del Museo Arqueológico de Palmira.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

15 / 46

palmira9. Destrozos en el museo

Destrozos en el museo

Destrozos en el Museo Arqueológico de Palmira.

Foto: SANA via AP Photo / Gtres

16 / 46

Antigua Doliche

Antigua Doliche

El mosaico excavado presenta motivos geométricos delicados.

Foto: P. Jülich

17 / 46

Antigua Doliche

Antigua Doliche

Vista desde el monte Duluk Baba Tepesi hacia el área que ocupaba la antigua Doliche, al sur de Turquía.

Foto: Asia Minor Research Centre

18 / 46

Antigua Doliche

Antigua Doliche

Excavaciones en la abadía de san Salomón, en Duluk Baba Tepesi.

Foto: P. Jülich

19 / 46

Antigua Doliche

Antigua Doliche

Figurilla de bronce del primer milenio a.C. que representa a un ciervo.

Foto: P. Jülich

20 / 46

MM8390 140915 07830. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Los niños que viven en campamentos, como estos de Nizip 1, tienen más probabilidades de ser escolarizados que los que viven fuera de ellos.

Foto: John Stanmeyer

21 / 46

MM8390 140913 06012. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Los cinco miembros de la familia Helwa comparten un contenedor de seis metros de largo en el campo Kilis 1. El barracón tiene cocina, camas para todos, un baño y salón con televisor de pantalla plana.

Foto: John Stanmeyer

22 / 46

MM8390 140918 09984. Refugiados sirios

Refugiados sirios

En el este de Turquía, Paul Salopek pasa por delante de la tumba real de Karakuş, del siglo I a.C. Cuando una oleada de sirios empezó a cruzar la frontera 110 kilómetros más al sur, el periodista y el fotógrafo John Stanmeyer acudieron a la zona por separado para informar de aquel éxodo.

Foto: John Stanmeyer

23 / 46

MM8390 140919 12550. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Horas después de que el ejército turco cortase la valla fronteriza, un río de refugiados procedentes de Kobane no deja de fluir. Solo llevan lo puesto, y apenas alguna bolsa preparada a toda prisa.

Foto: John Stanmeyer

24 / 46

MM8390 140920 15169. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Ahmed, de cinco años, rompe a llorar tras llegar sano y salvo a Turquía con su familia. Alrededor de 150.000 kurdos hicieron este viaje extenuante en tres días, cruzando la frontera por distintos puntos.

Foto: John Stanmeyer

25 / 46

MM8390 140920 12986. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Un remolino cargado de polvo y restos de plantas pisoteadas por la multitud de huidos de Siria engulle a parientes, amigos y desconocidos solidarios que aguardan para recibir en Turquía a los refugiados.

Foto: John Stanmeyer

26 / 46

MM8390 140919 11747. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Con su ciudad asediada por las fuerzas del Estado Islámico, los sirios de etnia kurda de Kobane (en árabe, Ayn al-Arab) se agolpan frente al alambre de espino que valla la frontera con Turquía.

Foto: John Stanmeyer

27 / 46

MM8390 140907 02643. Refugiados sirios

Refugiados sirios

En el yacimiento de Oylum Höyük, en el sur de Turquía, los arqueólogos escarban en los 9.000 años de convulsiones de esta región, antaño tierra de fértiles cultivos e importantes rutas comerciales. «Por eso fue escenario de ocupaciones y migraciones», dice el director de la excavación, Atilla Engin.

Foto: John Stanmeyer

28 / 46

MM8390 140914 07225. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Las casas-contenedor del campo Kilis 2 flanquean una amplia calle usada por peatones y niños en bicicleta. Turquía ha instalado 22 áreas para refugiados desde que en 2011 empezó la guerra civil siria.

Foto: John Stanmeyer

29 / 46

MM8390 140916 08894. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Mohammad Magelk cuida el oasis que ha creado en el polvoriento campo Nizip 1, en el que lleva dos años viviendo y donde hoy residen más de 11.000 sirios. «Me recuerda el jardín de mi casa de Idlib», dice.

Foto: John Stanmeyer

30 / 46

MM8390 140913 05922. Refugiados sirios

Refugiados sirios

Sarah Helwa, de nueve años, juega en un columpio improvisado junto a la casa-contenedor de su familia. En torno a la puerta de entrada su padre ha colgado una bandera turca (izquierda) para demostrar su agradecimiento por la generosidad del país que los ha acogido, una bandera verde con una declaración de fe islámica y banderas del movimiento de independencia sirio.

Foto: John Stanmeyer

31 / 46

MM8390 140903 00221. Refugiados sirios

Refugiados sirios

La vida no es fácil para los 350.000 sirios que se calcula se han establecido en la ciudad de Gaziantep y alrededores. Mujeres y niños se agolpan en torno a un panadero que reparte vales canjeables por pan.

Foto: John Stanmeyer

32 / 46

MM8390 140908 03020. Refugiados sirios

Refugiados sirios

La búsqueda desesperada de una vivienda ha llevado a la familia de estos pequeños a instalarse en una granja. La habitación, que comparten seis personas, se alquila por 130 euros mensuales. 

Foto: John Stanmeyer

33 / 46

MM8390 140911 04382. Refugiados sirios

Refugiados sirios

En el casco histórico de Gaziantep, Adnan, de 11 años, lava sin guantes teteras y tazas de cobre recién fabricadas para eliminar las sustancias químicas. Como muchos niños refugiados de esta ciudad, él y su hermano Khalil (con camiseta blanca), más joven, trabajan ilegalmente para ayudar a la familia. 

Foto: John Stanmeyer

34 / 46

MM8390 140915 08394. Refugiados sirios

Refugiados sirios

La mitad de los residentes de los campamentos son niños, entre ellos Rania, de 12 años, y su hermanita, que viven en Nizip 1. Aunque sus necesidades básicas están cubiertas, no las están preparando para una estancia larga en Turquía. Las escuelas ofrecen una educación muy básica, y la mayoría de las clases son en árabe, no en turco.

Foto: John Stanmeyer

35 / 46

MM8390 140915 08056. Refugiados sirios

Refugiados sirios

La incertidumbre se cierne como una nube de tormenta sobre los sirios que han huido a Turquía. El conflicto de su país podría prolongarse durante años, dejándolos con la duda de si podrán volver.

Foto: John Stanmeyer

36 / 46

AA326728. El dios de la luna

El dios de la luna

El dios Sin en una estela de piedra caliza procedente de Tell Ashmar, en Siria. Período Neoasirio. Siglo VIII a.C. Museo Arqueológico, Alepo.

DAGLI ORTI / ART ARCHIVE

37 / 46

AA344892. La caída de Babilonia

La caída de Babilonia

Siguiendo el relato de la Biblia, John Martin presentó la conquista de Babilonia por los persas de Ciro el Grande en 539 a.C. como un episodio apocalíptico. Grabado sobre óleo de 1831. Tate Gallery, Londres.

EILEEN TWEEDY / ART ARCHIVE

38 / 46

BM08715D. Agradecimiento a los dioses

Agradecimiento a los dioses

En esta estela, Nabónido, vestido con el traje tradicional de los reyes babilonios y portando un cetro ceremonial, celebra el regreso de la abundancia tras una larga sequía. Ante él, el creciente lunar, símbolo  del dios Sin; el planeta Venus, símbolo de la diosa Ishtar, y el disco solar, símbolo del dios Shamash. Museo Británico, Londres.

BRITISH MUSEUM / SCALA, FIRENZE

39 / 46

DAE 98020293. Entrada al palacio real

Entrada al palacio real

Nabónido, tras acceder al trono, quiso vincularse con los monarcas que le precedieron, como Nabucodonosor, de cuyo palacio en Babilonia vemos la fachada restaurada.

C. SAPPA / DEA / AGE FOTOSTOCK

40 / 46

B029841g. Puerta de Ishtar

Puerta de Ishtar

Era la principal puerta de entrada a Babilonia, erigida por Nabucodonosor II. Museo de Pérgamo, Berlín.

BPK / SCALA, FIRENZE

41 / 46

F20-529298. La rendición de Zenobia

La rendición de Zenobia

Zenobia ante Aureliano Giovanni Battista Tiepolo. 1717. Museo del Prado, Madrid.

ORONOZ / ALBUM

42 / 46

JL album orz045263. Las tumbas de Palmira

Las tumbas de Palmira

El valle de las tumbas es una de las necrópolis de Palmira. Está formada por tumbas-torre y por hipogeos excavados en la roca, auténticos mausoleos que podían acoger a cientos de difuntos. Los interiores estaban decorados con pinturas, relieves y estatuas de los muertos. La de la imagen, llamada tumba de los Tres Hermanos, cuenta con más de cuatrocientos enterramientos y su decoración recrea escenas de la Ilíada.

TARGA / AGE FOTOSTOCK

43 / 46

Modificar capa de corrección selectiva. La ciudad del desierto

La ciudad del desierto

En esta vista aérea de Palmira se aprecia un tramo de la vía columnada que atravesaba la ciudad, flanqueada por diversos edificios oficiales. Se aprecian los restos del treatro y el tetrapilon, y, al fondo, el valle de las Tumbas.  

Ed Kash / NGS

44 / 46

NationalGeographic 1277108. Ardashir recibe la realeza de Ahura Mazda

Ardashir recibe la realeza de Ahura Mazda

El nacimiento del Imperio sasánida, en el año 226, fue seguido por agresivas campañas de conquista en Siria por parte de sus dos primeros reyes, Ardashir y Sapor. Varias ciudades sirias fueron destruidas y otras reforzaron sus defensas, como Apamea o Bostra. Odenato de Palmira, el esposo de Zenobia, encabezó la respuesta militar contra los persas, primero en nombre de Roma, y luego con la pretensión de crear un imperio propio.

Ivan Vdovin / AGE FOTOSTOCK

45 / 46

fototeca9x12-20629684. La ciudad de la caravanas

La ciudad de la caravanas

Floreciente bajo dominio romano gracias al comercio caravanero con Oriente, Palmira entró en decadencia tras la derrota de Zenobia en 272. En la imagen aparece el arco monumental que daba acceso a la ciudad. 

Hans P. Szyska / FOTOTECA 9X12

46 / 46

BAL 46894. La ambición de una reina

La ambición de una reina

«Alcanzamos entonces el colmo de la vergüenza: una extranjera llamada Zenobia se puso el manto imperial y reinó largo tiempo», escribió un cronista romano. Imagen de un tetradracma con la efigie de Zenobia. 

BRIDGEMAN

Todos

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes