Siberia

1 / 26

1 / 26

Rangifer tarandus

Rangifer tarandus

Foto: Gtres / Staffan Windstrand

2 / 26

tunguska. Evento de Tunguska

Evento de Tunguska

Fotografía de 1953 que muestra los efectos del evento de Tunguska 45 años después: árboles tumbados y unos pocos en pie, completamente pelados.

Foto: AP Photo, File / Gtres

3 / 26

incendio. Sotobosque siberiano

Sotobosque siberiano

4 / 26

VOE02octubre2013. Cowboys siberianos

Cowboys siberianos

5 / 26

04-feisty-fox-drives-snow-goose. Isla Wrangel

Isla Wrangel

Las extensas playas de grava de Wrangel albergan grandes concentraciones de morsas del Pacífico, sobre todo desde que el cambio climático está debilitando su hábitat preferido, la banquisa. Un adulto sano, como esta hembra, puede salir victorioso de un enfrentamiento con un oso polar. 

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

6 / 26

11-two-bull-muskoxen. Isla Wrangel

Isla Wrangel

Un cachorro de zorro ártico juega con los restos de un lemming. Los zorros de Wrangel se alimentan en gran medida de estos roedores, cuya población fluctúa de forma espectacular de un año a otro. 

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

7 / 26

10-snow-owl-flying. Isla Wrangel

Isla Wrangel

En agosto, los polluelos de búho nival empiezan a volar, a veces de una forma muy graciosa. Después de caer en picado dentro de un río, este ejemplar joven utiliza las alas como remos para impulsarse hasta la orilla. 

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

8 / 26

02-barrier-beach-cape-blossom. Isla Wrangel

Isla Wrangel

Este cordón litoral formado por detritos marinos se extiende hacia el inhóspito cabo Blossom, situado en el extremo sudoeste de la isla Wrangel. La Siberia continental está a 141 kilómetros en dirección sur. 

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

9 / 26

03-muskoxen. Isla Wrangel

Isla Wrangel

El buey almizclero, más parecido a una cabra o una oveja que a un buey, fue introducido en la isla Wrangel en 1975. Su población actual es de unos 800 ejemplares, que cada vez más tienden a juntarse en grupos cerrados para repeler a un depredador que acaba de regresar a la zona: el lobo.  

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

10 / 26

06-pacific-walrus. Isla Wrangel

Isla Wrangel

Un zorro juguetón expulsa a un ánsar nival de su nido, una táctica para después robarle los huevos. Una colonia de estas aves migra a la isla en mayo, después de pasar el invierno en América del Norte. 

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

11 / 26

08-polar-bears-feast. Isla Wrangel

Isla Wrangel

Una osa polar y sus dos cachorros buscan alguna presa. De la isla Wrangel se ha dicho que es la sala de maternidad mundial del oso polar. Hay años en los que cientos de osas pasan aquí todo el invierno con sus crías.

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

12 / 26

05-mother-polar-bear-cubs. Isla Wrangel

Isla Wrangel

 Durante la mayor parte del año los osos polares no suelen agruparse. Pero en verano, en la costa rocosa de esta colonia de aves marinas, comparten el festín con una facilidad sorprendente.

Gorshkov-photo.com

 

Foto: Sergey Gorshkov

13 / 26

07-polar-bears-summer-congregation. Isla Wrangel

Isla Wrangel

El deshielo estival proporciona abundante comida a los osos de la isla Wrangel, como esta morsa arrastrada por las olas hasta la playa. A pesar de los nuevos peligros inducidos por el cambio climático, los osos siguen «dominando esta soledad de hielo», como dijo John Muir.

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

14 / 26

09-arctic-fox-pup. Isla Wrangel

Isla Wrangel

Dos bueyes almizcleros miden sus fuerzas durante los frecuentes combates que tienen lugar en la época de apareamiento, en el mes de septiembre. Los machos pelean a cabezazos para establecer su dominio. 

Gorshkov-photo.com

Foto: Sergey Gorshkov

15 / 26

MM8140 20120926 04539. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Después de pasar miles de años congelado en el lecho de un río siberiano, este colmillo de mamut, en perfecto estado de conservación, reportará a su descubridor un importante beneficio económico.

www.evgeniaarbugaeva.com 

Foto: Evgenia Arbugáeva

16 / 26

MM8140 20120829 00951. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Hace unos años, los buscadores de colmillos de la aldea de Yukagir encontraron en un acantilado de hielo este ejemplar juvenil de mamut, al que apodaron Yuka. Conforme aumenta el número de cazadores de colmillos, el ritmo de los descubrimientos se acelera.

www.evgeniaarbugaeva.com 

Foto: Evgenia Arbugáeva

17 / 26

MM8140 20120919 03706. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Un buscador de colmillos rastrea la costa de la isla Gran Liajovski. Atraídos por los precios al alza del marfil de mamut, centenares de hombres cruzan cada primavera los congelados mares del Ártico para buscar colmillos en las orillas, sometidas a la erosión marina. 

www.evgeniaarbugaeva.com

Foto: Evgenia Arbugáeva

18 / 26

 MG 0856. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Unos buscadores de colmillos comparten la comida bajo la mirada de un mamut en una cabaña junto al lago Bustaj. Cerca del final de la temporada de búsqueda de cinco meses, las provisiones menguan y el hambre aumenta. Cuando llegue el otoño, muchos de ellos habrán perdido 10 kilos o más. 

www.evgeniaarbugaeva.com

Foto: Evgenia Arbugáeva

19 / 26

 MG 0574. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Los valiosos colmillos de mamut contribuyen al sustento económico del norte de Yakutia. Un ejemplar dibujado en el cuaderno del cazador de colmillos Lev Nikoláevich.

www.evgeniaarbugaeva.com 

Foto: Evgenia Arbugáeva

20 / 26

 MG 2563. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Unos hombres desembarcan colmillos en la costa septentrional de Siberia, donde esperarán a que los transporten río arriba por el Yana. Un buen colmillo puede suponer el sustento de una familia entera durante un largo invierno, pero algunos buscadores regresan con las manos vacías. 

www.evgeniaarbugaeva.com

Foto: Evgenia Arbugáeva

21 / 26

MM8140 20120917 03498. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Al final del verano los hombres yakuto pesan y miden su botín en la orilla del lago Bustaj, en el norte de Siberia. Los buscadores de colmillos venderán el material a intermediarios en la aldea de Kazachye, donde los precios oscilan entre 90 y 450 euros el kilo.

www.evgeniaarbugaeva.com

Foto: Evgenia Arbugáeva

22 / 26

 MG 3931. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Ruslan Garipov and Petr Vanin excavan un cráneo de mamut en la tundra de la isla Gran Liajovski. El cráneo tiene poco valor, pero los hombres esperan que les conducirá al par de colmillos que sustentaba.

www.evgeniaarbugaeva.com

Foto: Evgenia Arbugáeva

23 / 26

MM8140 20120908 02268. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Nikolai Haritonov escudriña la erosionada costa de la isla en busca de colmillos.

www.evgeniaarbugaeva.com

 

Foto: Evgenia Arbugáeva

24 / 26

MM8140 20120923 03961. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

Slava Dolbaev emplea una lanza para extraer un colmillo que asoma de un acantilado de hielo. Liberar una única pieza puede requerir horas de trabajo, incluso días. Estos buscadores de colmillos dejan a menudo cuentas de colores o joyas de plata como ofrenda a los espíritus del lugar. 

www.evgeniaarbugaeva.com

Foto: Evgenia Arbugáeva

25 / 26

MM8140 20120912 03228. Cazadores de colmillos de mamut

Cazadores de colmillos de mamut

El viaje desde el permafrost hasta el mercado empieza en una modesta barca. Cerca del 90 % de los colmillos acaban en China.

www.evgeniaarbugaeva.com

Foto: Evgenia Arbugáeva

26 / 26

Wooly scan027. Transformación en Siberia

Transformación en Siberia

¿Qué haríamos con los mamuts si pudiésemos clonarlos? El biólogo Serguéi Zimov sugiere soltarlos en el Parque Pleistoceno, un refugio creado por él en 1996 en el nordeste de Siberia. Zimov sostiene que los mamuts y otros herbívoros de la última glaciación mantenían la estepa siberiana que los alimentaba: comían la hierba, pero a la vez fertilizaban el suelo y lo removían con sus pezuñas. Los caballos, bisontes y otros herbívoros introducidos en el parque ya están transformando la actual tundra cubierta de musgo en una estepa herbácea donde los mamuts se sentirían a gusto.

Ilustración: Raúl Martín. Fuente: Serguéi Zimov, Estación Científica del Nordeste; Nikita Zimov, Parque Pleistoceno

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes