Papúa Nueva Guinea

1 / 21
papua4. Bosques primarios

1 / 21

Bosques primarios

La exploración de los frondosos bosques primarios de Papúa Nueva Guinea ha abarcado desde la costa hasta las montañas cubiertas de nubes.

Foto: Michelle Venter

papua3. Árbol de gran altura

2 / 21

Árbol de gran altura

Árbol de gran altura que crece en las altas montañas de Papúa Nueva Guinea.

Foto: Michelle Venter

papua2. Más de 15 familias de árboles

3 / 21

Más de 15 familias de árboles

"Hemos observado más de 15 familias de árboles con ejemplares de unos 30-40 metros de altura en altitudes extremas", afirma Michelle Venter.

Foto: Michelle Venter

papua1. Árboles grandes y viejos

4 / 21

Árboles grandes y viejos

"Lo creas o no, la razón por la que los árboles crecen en tamaño sigue siendo un tema de investigación y las razones por las que persisten los árboles grandes y viejos todavía no se conocen del todo", dice Michael Bird.

Foto: Michelle Venter

Papúa Nueva Guinea

5 / 21

Papúa Nueva Guinea

Esta isla del Pacífico se está posicionando como uno de los mejores destinos de buceo. En los últimos años su turismo ha ido aumentando notablemente, razón por la que cada vez cuenta con mejores estructuras y ofertas de actividades. Entre las novedades que está preparando para el 2017 está la de ofrecer tours de live onboard, donde los viajeros pueden pasar unos días en un barco y realizar inmersiones en algunas de las mejores zonas del país. Uno de los encantos es que, al haber tenido poco turismo, su naturaleza y la cultura de sus habitantes se encuentra prácticamente inalterable.  

National Geographic

flashback_junio_01. Equidna (Tachyglossidae)

6 / 21

Equidna (Tachyglossidae)

karawari15. El pasado hecho presente

7 / 21

El pasado hecho presente

Una canoa es el medio de transporte más veloz en la región del Sepik, en Papúa y Nueva Guinea, donde las carreteras escasean. Alli, la investigadora Nancy Sullivan (centro) y el etnógrafo Sebastian Haraha (derecha, en primer plano) estudian las culturas indígenas.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari14. El precio de la libertad

8 / 21

El precio de la libertad

John se enorgullece de las tradiciones de su pueblo, como atestiguan las flores que adornan su barba. Pero la vida nómada tiene un precio, como, por ejemplo, que a menudo las enfermedades son mortales. Muchos meakambut se preguntan si el asentamiento en una aldea podría ofrecerles un futuro mejor.

www.amytoensing.com 

Foto: Amy Toensing

karawari13. El árbol de la comida

9 / 21

El árbol de la comida

Mark Aiyo (izquierda) y su familia (su mujer Jelin Papiyaram y su hijo Yukun) se colocan en torno a una palmera de sagú previamente talada para empezar el laborioso proceso de extracción de la materia comestible contenida en el tronco.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari12. La dieta meakambut

10 / 21

La dieta meakambut

Lavando la pulpa machacada de una palmera de sagú y filtrándola a través de un cedazo hecho con cáscara de coco se obtiene una fécula comestible, que es depositada y secada en el interior de la palmera talada. El sagú es un alimento importante en la dieta meakambut.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari11. La historia de Lidia

11 / 21

La historia de Lidia

«La vida de los nómadas es dura ­le dice John Aiyo, el líder del grupo, a un intérprete­. Viajar por las montañas es agotador.»

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari10. La historia de Lidia

12 / 21

La historia de Lidia

El viaje hasta la clínica más cercana es de al menos dos días

Foto: Amy Toensing

karawari09. La historia de Lidia

13 / 21

La historia de Lidia

Lidia, de 15 años, esta aquejada de neumonía.

Foto: Amy Toensing

karawari08. La historia de Lidia

14 / 21

La historia de Lidia

Pasu Aiyo transporta a su mujer. 

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari07. Pigmentos corporales

15 / 21

Pigmentos corporales

Un niño meakambut se embadurna con un pigmento corporal hecho con mineral machacado, agua y otras sustancias naturales.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari06. Siempre alerta

16 / 21

Siempre alerta

Los meakambut se mueven por su entorno en estado de constante alerta, siempre en busca de comida. En los ríos y arroyos cercanos encuentran peces pequeños que los hombres atrapan con lanzas de madera.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari05. Recuperando fuerzas

17 / 21

Recuperando fuerzas

Mientras corta una palmera de sagú, Mark Aiyo hace una pausa para fumarse un cigarrillo. Varias veces al año suele visitar un poblado vecino para intercambiar productos recolectados o fabricados, como flechas, pescado y sagú..

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari04.  Un sangriento ritual

18 / 21

Un sangriento ritual

Durante generaciones la gente de la región ha dejado en los muros de las cuevas las huellas de sus manos, utilizando pintura a base de arcilla. Pero en otras cuevas, las manchas carmesíes evocan la historia de un sangriento ritual de iniciación para jóvenes.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari03. El método de la sierra

19 / 21

El método de la sierra

Sujetando con los pies un palo envuelto con yesca y haciendo fricción con una tira de bambú, un meakambut enciende un fuego para cocinar sobre el húmedo terreno. Esta técnica de hacer fuego, conocida como «método de la sierra», es utilizada ampliamente por todo el territorio de Papúa y Nueva Guinea.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari02. Sagú, alimento de supervivencia

20 / 21

Sagú, alimento de supervivencia

Los meakambut preparan tortas sobre el fuego con un ingrediente propio de la región: el sagú, un polvo similar a la harina de maíz que se obtiene del corazón de una cica, que aporta calorías pero pocas proteínas y vitaminas.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

karawari01. Los últimos nómadas

21 / 21

Los últimos nómadas

Un meakambut sostiene lanzas y flechas fabricadas artesanalmente para cazar aves y cerdos salvajes.

www.amytoensing.com

Foto: Amy Toensing

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?