Panamá

1 / 43

1 / 43

"Long Cow"

"Long Cow"

Categoría: Mobile

 

Soy veterinario, y ya estaba bien entrada la tarde cuando me marchaba de mi departamento en la Universidad de Panamá cuando vi a esta vaca y pensé: ¿es una ilusión óptica o una mutación genética?

Foto: Pier Luigi Dodi / Smithsonian Photo Contest

2 / 43

"High Tide"

"High Tide"

Categoría: Mobile

 

Los niños se zambullen en el océano durante la marea alta en Casco Viejo, Panamá.

Foto: Sofia Verzbolovskis / Smithsonian Photo Contest

3 / 43

Istmo de Panamá

Istmo de Panamá

Autor: Hopkins, Evan

Mapa del Itsmo de Panamá publicado en Londres en 1851 en la obra "On the connexion of Geology with Terrestrial Magnetism"

Foto: British Library

4 / 43

El pulso del planeta

El pulso del planeta

Bosque

¿QUÉ ES? El Observatorio Aéreo Carnegie generó esta imagen del bosque lluvioso de Panamá con un dispositivo lidar que sondea la morfología de los árboles y un espectrómetro que registra su composición química.

¿QUÉ NOS INDICA? Esta técnica permite a Greg Asner y su equipo del Carnegie identificar cada árbol concreto –e incluso evaluar su estado de salud– a partir de sus indicadores químicos. El tono rojizo de esta imagen (los colores son arbitrarios) revela qué árboles crecen más rápido y absorben más CO2.

Foto: Gregory Asner, Instituto Carnegie para la Ciencia

5 / 43

Panamá

Panamá

Para los apasionados del ecoturismo, este país centroamericano se está convirtiendo en un destino a tener muy en cuenta. Más del 25% del territorio está protegido por 14 parques naturales y las propuestas de actividades son numerosas y variadas, desde excursiones por las copas de los árboles hasta surfear por las islas de Bocas del Toro. No hay que olvidar el impresionante Biomuseo diseñado Frank Gehry e inaugurado en 2014, que acoge una de las mejores exposiciones de historia natural.

Foto: biomuseopanama.org

6 / 43

«Encarnación»

«Encarnación»

Sellos de época colonial española.

© KINGSTON IMAGES / CAPTAIN MORGAN RUM

7 / 43

«Encarnación»

«Encarnación»

Herradura de una mula procedente del Encarnación.

© MEADOWS CENTER FOR WATER AND THE ENVIRONMENT

8 / 43

«Encarnación»

«Encarnación»

Una hoja de espada que formaba parte del cargamento del barco.

© KINGSTON IMAGES / CAPTAIN MORGAN RUM

9 / 43

«Encarnación»

«Encarnación»

Fotomosaico de la nave Encarnación.

© KINGSTON IMAGES / CAPTAIN MORGAN RUM

10 / 43

«Encarnación»

«Encarnación»

Uno de los cañones de Henry Morgan hallados por Fritz Hanselmann en el arrecife de Lajas, en Panamá.

© KINGSTON IMAGES / CAPTAIN MORGAN RUM

11 / 43

Ciudad de Panamá

Ciudad de Panamá

La llamada Casco Viejo es la ciudad que los españoles levantaron en el siglo XVII y que está situada en una pequeña península, rodeada de un manto de arrecifes rocosos. Desde allí, el skyline de la ciudad moderna, erigida a partir de la construcción del gran canal y que alberga algunos de los rascacielos más altos del mundo, se observa con toda plenitud. Otros miradores de la ciudad son el Cerro Ancón y el mirador del puente de las Américas.

Turismo de Panamá 

Gtres

12 / 43

Batalla ante la ciudad

Batalla ante la ciudad

Exquemelin detalla casos de terribles torturas para lograr que los españoles capturados confesaran dónde estaban sus tesoros. A un pobre hombre que cogieron en casa de un rico propietario, le descoyuntaron los brazos, lo colgaron de los testículos, le cortaron narices y orejas, le quemaron paja en la cara y finalmente lo remataron de un lanzazo. En estos relatos, como en los referidos a violaciones de mujeres, quizás había un componente de animadversión personal por parte de Exquemelin. En todo caso, cuando Morgan volvió a Inglaterra y quiso rehabilitarse ante las autoridades, ganó un pleito por difamación a los editores del libro.

BRIDGEMAN

13 / 43

331795 A. Incendio de Panamá

Incendio de Panamá

La expedición de Morgan contra Panamá es uno de los capítulos más emocionantes del libro Piratas de América, publicado por primera vez en 1679, la principal fuente sobre la piratería caribeña en el siglo XVII. Su autor, Alexandre Exquemelin, un francés que participó en la aventura, narra la épica travesía del istmo de Panamá, el combate en las afueras de la ciudad de Panamá y la conquista del enclave. Luego explica la búsqueda obsesiva de botín por parte de los piratas, incluso bajo las cenizas de la ciudad, donde no dejaron de hallar joyas escondidas por los españoles en pozos.

BRIDGEMAN

14 / 43

panama12. Un gecko al acecho

Un gecko al acecho

Bajo la pálida luz de luna que precede al amanecer, un pequeño gecko en busca de insectos se apoya en una flor.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

15 / 43

panama11. Invitado sorpresa

Invitado sorpresa

Unas abejas africanas beben el néctar de una flor de Ochroma, mientras una avispa negra descansa sobre un pétalo.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

16 / 43

panama10. Más que alimento

Más que alimento

Un colibrí incuba los huevos en un nido construido parcialmente con fibras del fruto del árbol balsa, que aparece una vez se marchitan las flores polinizadas.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

17 / 43

panama09. Olingo

Olingo

Un olingo, pariente de menor tamaño del kinkajú (ambos son mamíferos del bosque lluvioso relacionados con los mapaches), agarra una flor maltrecha. Los kinkajúes a menudo ahuyentan a los olingos, pero estos, más rápidos, suelen quedarse en los árboles, lejos del alcance, hasta que las flores producen una nueva remesa de néctar.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

18 / 43

panama08. Murciélago lanceolado

Murciélago lanceolado

Un murciélago lanceolado mayor se cierne sobre una flor de árbol balsa. Durante mucho tiempo se pensó que los murciélagos eran los polinizadores principales de Ochroma, pero recientes investigaciones indican que casi todo el trabajo lo hacen los mamíferos arborícolas.

www.naturphoto.de

 

Foto: Christian Ziegler

19 / 43

panama07. Boa constrictor

Boa constrictor

Una joven boa constrictor acecha inmóvil desde otra flor (arriba); a la serpiente no le interesa el néctar de Ochroma, pero no le importaría nada merendarse a un colibrí.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

20 / 43

panama06. El turno de las abejas

El turno de las abejas

Unas abejas africanas pululan alrededor de una flor de Ochroma justo después de ponerse el sol. Las abejas buscan el polen; si aterrizan por error en el estanque de néctar de una flor, probablemente se ahogarán. Su capacidad para ver con menos luz que las abejas meliponas nativas les proporciona una ventaja competitiva de noche. Mientras es de día, las abejas nativas a menudo bloquean el acceso a las flores.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

21 / 43

panama05. Colibrí

Colibrí

Un destello azul y esmeralda advierte de la llegada de un colibrí.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

22 / 43

panama04. Monos capuchinos

Monos capuchinos

Monos capuchinos de cara blanca, como esta madre y su cría, acuden cada día a sus árboles favoritos justo antes del anochecer.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

23 / 43

panama03. Ochroma de Panamá

Ochroma de Panamá

Una mantis religiosa en alerta máxima aguarda la llegada de los insectos que durante la noche acuden a recoger el polen de las flores de Ochroma. Al fondo brillan las luces de los barcos que navegan por el canal de Panamá.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

24 / 43

panama02. Zarigüeya lanuda

Zarigüeya lanuda

Una zarigüeya lanuda bebe de un estanque de néctar, donde también hay dos abejas meliponas que irán a parar a sus fauces. Cada noche se abren entre 50 y 60 flores en un árbol balsa, y cada una de ellas produce unos 30 mililitros de néctar.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

25 / 43

panama01. Kinkajú  (Potos flavus)

Kinkajú (Potos flavus)

Las mejillas manchadas de polen de este kinkajú delatan que ha estado toda la noche bebiendo el néctar de un Ochroma, o árbol balsa.

www.naturphoto.de

Foto: Christian Ziegler

26 / 43

guerrerosdeoro18. Panamá precolombino

Panamá precolombino

La parte superior de una jarra procedente de El Caño representa un rostro humano. Los dibujos geométricos refuerzan los rasgos faciales y pueden ser tatuajes distintivos del rango.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

27 / 43

guerrerosdeoro17. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Este colgante de oro, de casi 12 centímetros de largo, perteneció a un jefe. Representa un ser imaginario y lleva una esmeralda, procedente probablemente de Colombia. Fue hallada en Dito Conte, a 2,3 kilómetros de El Caño.

 

Por cortesía del Museo de la Universidad de Pennsylvania, no. 40-13-27; fotografiado en el Dennos Museum Center, Traverse City, Michigan.

 

www.davidcoventry.com

 

 

Foto: David Coventry

28 / 43

guerrerosdeoro15. Panamá precolombino

Panamá precolombino

En su época, estas estatuas estaban en la plaza de El Caño. El fragmento de la izquierda podría representar a un prisionero de guerra aguardando el fatal desenlace; está sentado, con las manos atadas detrás del cuerpo, que ahora ha perdido la cabeza.

 

Por cortesía del Museo Antropológico Reina Torres de Araúz / DNPH, INAC

 

www.davidcoventry.com

 

Foto: David Coventry

29 / 43

guerrerosdeoro14. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Una campanilla de oro mide apenas dos centímetros. El sonido lo produce una pequeña bolita en el interior de la boca del pecari.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

30 / 43

guerrerosdeoro13. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Un guerrero enterrado junto a un jefe llevó estos pendientes: una piedra en forma de colmillo engarzada en oro, de seis centímetros y medio, y dos cabezas humanas de oro macizo, de casi dos centímetros de alto.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

31 / 43

guerrerosdeoro12. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Un colgante de oro de dos centímetros y medio representa un murciélago bicéfalo. La pieza colgó del cuello de uno de los guerreros enterrados junto al gran jefe.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

32 / 43

guerrerosdeoro11. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Un colgante de piedra de unos cinco centímetros y con la forma de un halcón fue hallado junto a otras piezas valiosas en la tumba de un jefe. Una bolsa de tela, hoy perdida, probablemente contuvo este conjunto de piezas.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

 

Foto: David Coventry

33 / 43

guerrerosdeoro10. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Los tesoros de un tercer jefe salieron a la luz en un extremo del área de excavación durante la campaña de 2011. Enterrados en una bolsa, incluían un colgante de esmeralda, un halcón tallado en piedra y pintado, pendientes de aro en forma de sombrero, dos misteriosas figurillas de oro, una rana de piedra y oro y una pequeña campaña con forma de cabeza de pecari.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

 

 

Foto: David Coventry

34 / 43

guerrerosdeoro09. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Trabajando hasta largas horas de la noche, Kim Cullen Cobb, especialista en metalurgía y orfebrería, dibuja las 389 cuentas de oro que una vez adornaron las piernas de un jefe guerrero. En las excavaciones arqueológicas es habitual inventariar los hallazgos mediante estos dibujos. «Mientras dibujas la pieza, la estudias», dice Cobb. Este método revela información que no se aprecia fácilmente de otra manera.

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

35 / 43

guerrerosdeoro08. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Una figurilla similar con manos de oro fue enterrada con el jefe, cuyos huesos, como la mayoría de los de este yacimiento, se descompusieron hace tiempo a consecuencia de las inundaciones estacionales.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

36 / 43

guerrerosdeoro07. Panamá precolombino

Panamá precolombino

El único cráneo intacto de El Caño, envuelto en tela para transportarlo al laboratorio, corresponde a una persona que fue sacrificada para acompañar a un jefe al otro mundo. La cabeza yacía en un ángulo antinatural respecto al cuerpo, lo que indica que tal vez le rompieron el cuello. Sobre la mandíbula inferior había dos pequeñas estatuillas de oro y resina.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

37 / 43

guerrerosdeoro06. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Los ornamentos hallados en las excavaciones incluyen dos muñequeras y un pectoral pertenecientes a un guerrero.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

 

 

 

Foto: David Coventry

38 / 43

guerrerosdeoro05. Panamá precolombino

Panamá precolombino

La directora de la excavación, Julia Mayo, a la izquierda, trabaja con los miembros de su equipo para recuperar un pectoral hallado entre los restos funerarios de un guerrero o jefe. El agua se ha filtrado en el interior de la tumba, que se halla a casi cinco metros por debajo del suelo.

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

39 / 43

guerrerosdeoro04. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Bajo la dirección de la arqueóloga Julia Mayo (de pie, a la izquierda), el equipo de El Caño descubrió ornamentos de oro en el sepulcro de un jefe, a unos cinco metros de profundidad. Al fondo, las excavaciones del nivel intermedio de una segunda tumba.

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

40 / 43

guerrerosdeoro03. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Cerca del cementerio de El Caño hay monolitos de casi dos metros de altura. Es posible que a ellos se atara a los prisioneros de guerra antes de sacrificarlos y enterrarlos con los jefes durante unos funerales que duraban varios días de festejos y danzas.

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

41 / 43

guerrerosdeoro02. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Entre los tesoros personales de uno de los jefes se encuentra un colgante en forma de caballito de mar, unos pendientes, parte de un pectoral, un collar y varias placas. Todas las piezas fueron enterradas en una bolsa adornada con cuentas de piedra.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

Foto: David Coventry

42 / 43

guerrerosdeoro01. Panamá precolombino

Panamá precolombino

Los ornamentos hallados en las excavaciones incluyen este colgante con cabeza humana de doce centímetros.

 

Por cortesía de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico (DNPH), Instituto Nacional de Cultura (INAC), Panamá; fotografiado en el Instituto Smithsonian de Investigación Tropical.

 

www.davidcoventry.com

 

Foto: David Coventry

43 / 43

polinizador13. Heliconius erato sobre Psychotria poeppigiana, Panamá

Heliconius erato sobre Psychotria poeppigiana, Panamá

Una heliconia salvaje se carga de polen en una flor llamada labios ardientes. La mayoría de las mariposas sólo sorben el néctar, pero ésta ha desarrollado un dispositivo especial: una trompa que le permite extraer y digerir el polen, cuyos aminoácidos alargan su vida y le dan más semanas para reproducirse.
 

Foto: Mark W. Moffett

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes