Irlanda

1 / 50
Connemara Irlanda. Irlanda

1 / 50

Irlanda

La hospitalidad siempre ha sido un valor para los irlandeses. Ya se sabe, como suelen decir “no existen extranjeros, existen solo amigos que no has conocido todavía”. Ello hace que el país esté siempre entre los más amigables del mundo. Bastará entrar en cualquier pub y tomarse una pinta para descubrir que sus gentes suelen ser personas abiertas y extrovertidas con curiosidad por conocer la historia de cada viajero. Incluso en ciudades como Dublín, donde como en todas las capitales las personas parecen no tener tiempo para las personas, encontraremos gente dispuesta a ayudarnos en caso de habernos extraviado y no saber dónde está nuestro alojamiento.

TET-ti0141627. Catedral de Cristo, Dublín. Irlanda

2 / 50

Catedral de Cristo, Dublín. Irlanda

La hospitalidad y simpatía de los dublineses es célebre en casi todo el mundo, algo que se puede comprobar rápidamente en cualquiera de sus pubs charlando con el camarero entre un par de cervezas Guiness. Además de una visita al Trinity College y su espectacular biblioteca, entre sus calles también es posible conocer la historia de la ciudad a través de sus iglesias: dos de las que no te puedes perder son la Catedral de San Patricio y la Iglesia de Cristo.

Foto: AGE fotostock

IIC-1801701 Ballynahinch . Ballynahinch Castle Hotel (Irlanda)

3 / 50

Ballynahinch Castle Hotel (Irlanda)

Si quieres sentirte como un auténtico cortesano, rodeado de montañas tapizadas de verde, dormir a orillas de un lago, acceder a un coto de pesca privado y montar a caballo, tu lugar es el Ballynahinch Castle. Rodeado por las montañas Twelve Bens, esta fortaleza ubicada en el condado de Galway asoma el techo en forma de picos entre el verdor irlandés y recibe al visitante en sus acogedoras habitaciones con vistas al lago.

Foto: Age fotostock

LKF-291409 Ashford Castle. Castillo de Ashford (Irlanda)

4 / 50

Castillo de Ashford (Irlanda)

En la orilla del lago Corrib asienta sus sólidos cimientos el Castillo de Ashford. Además de un entorno envidiable y unos jardines de cuento, este hotel-castillo ofrece la posibilidad de probar la gastronomía típica irlandesa así como pescado fresco del lago. La casa anglo-normanda de Burke construyó este castillo en el siglo XIII, hoy en día restaurado en consonancia con su pasado histórico. Actualmente es frecuentado por algunas celebrities y nobles ingleses e irlandeses.

Foto: Age fotostock

Trinity College Irlanda. Trinity College

5 / 50

Trinity College

La ruta guiada por esta centenaria institución incluye la antigua biblioteca (siglo XVIII) y la exposición sobre el Libro de Kells, un manuscrito ilustrado, realizado por monjes hacia el año 800. 

 

MalcolmAHarris / Shutterstock

Catedral Saint Patrick Dublin. Saint Patrick. Dublín

6 / 50

Saint Patrick. Dublín

La catedral dublinesa se erige en el lugar donde san Patricio en el año 450 ofreció bautismo a los conversos. 

 

Cahir Davitt / AWL Images

Dublin Irlanda. Halpenny Bridge

7 / 50

Halpenny Bridge

El puente Halfpenny, de 1815, es uno de los más emblemáticos de Dublín. Su nombre (medio penique) se refiere al peaje que se cobraba a quienes lo utilizaban en el siglo XIX. Peatonal, cruza el río Liffey cerca de la zona de Temple Bar.

Maurizio Rellini / AWL Images

Temple Bar Dublin Irlanda. Temple Bar

8 / 50

Temple Bar

El barrio de Temple Bar es la zona que concentra más pubs de Dublín.

 

Milosz Maslanka / Shutterstock

Irlanda traditional cottages. Viviendas con historia

9 / 50

Viviendas con historia

En Irlanda quedan alrededor de 2.500 casas con tejado vegetal. Este tipo de construcción ha ido desapareciendo del paisaje, pero la costa oeste conserva un buen número de ellas.

Maurizio Rellini / AWL Images

Croagh Patrick Irlanda. El monte Croagh Patrick

10 / 50

El monte Croagh Patrick

Esta montaña pedregosa de 762 m que se eleva al norte de Connemara, es un lugar venerado desde hace 5.000 años que saltó a la fama gracias a san Patricio, quien pasó en la cumbre 40 días en el año 441 d.C. La ruta desde el Centro de Visitantes Teach na Miasa (a 8 km de Wesport) dura 2 h de ascenso y 1h 30 min de descenso.

 

 

Hemis / Alamy Stock Photo

Acantilados de Moher Irlanda. Acantilados de Moher

11 / 50

Acantilados de Moher

Esta muralla de 8 km de largo hace frente al embate del Atlántico Norte a poca distancia de la ciudad de Galway.

 

Mbbirdy / Getty Images

castillo Clifden Irlanda. Castillo de Clifden

12 / 50

Castillo de Clifden

Las ruinas del castillo neogótico (1810) de John d’Arcy, fundador de la ciudad de Clifden, sobresalen en medio de los prados que se asoman a la bahía de igual nombre.

 

René Mattes / Gtres

Lago Derryclare Irlanda. Lago Derryclare

13 / 50

Lago Derryclare

A lo largo de la carretera de Galway a Clifden aparecen enclaves inesperados por su belleza, como este islote cubierto de pinos en medio de un lago.

Francesco Carovillano / Fototeca 9x12

Inis Mor Irlanda. Islas Aran

14 / 50

Islas Aran

Vista aérea del acantilado al oeste de Inis Mór, la mayor de las islas Aran, y de las ruinas de Dún Aonghasa, una construcción del Neolítico.

 

Christopher Hill / ACI

Dublin, Irlanda. Dublin, porque siempre es bueno volver

15 / 50

Dublin, porque siempre es bueno volver

Cierto, la capital de la República de Irlanda no es un descubrimiento; pero eso no significa que deje de ser un destino ideal para el 2018. Muy al contrario, sus calles, sus plazas, los pubs, una pinta de Guineness, o, por qué no, vivir un auténtico “St Patrick's Festival”, son planes más que apetecibles. Además, la hospitalidad de los irlandeses y los festivales culturales, como el famoso Bloomsday, en recuerdo de una de las obras más importantes de James Joyce, y, como novedades este año, el nuevo Museo Irlandés de la Emigración y la renovada Galería Nacional de Irlanda, nos depararán una de esa escapadas urbanas a la que no nos podemos negar.

Foto: Gtres

península de Dingle, Ceann Sibeal. La península de Dingle es el planeta Ahch-To

16 / 50

La península de Dingle es el planeta Ahch-To

La ubicación real para el templo jedi donde Rey se entrena está en la península de Dingle, en Irlanda. Aquí se encuentran algunos de los paisajes más bellos del Condado de Kerry, como los acantilados de Clogher, perfectos para algunas de las escenas que ocurren en el planeta Ahch-To. Este planeta apareció brevemente como escenario al final de la película de 2015 Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

Foto: Gtres

SkelligMichael . Skelling Michael, el lugar donde se esconde Luke Skywalker

17 / 50

Skelling Michael, el lugar donde se esconde Luke Skywalker

Esta isla rocosa de Irlanda que surge en forma puntiaguda y es azotada por las constantes mareas del Atlántico, se convirtió en el escenario para una de las escenas más esperadas: el encuentro entre Rey y Luke Skywalker. Aquí se encuentra un complejo monástico paleocristiano, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad, al que se accede tras 270 escalones empinados.

Foto: CC

 Kilmainham Gaol (Dublín, Irlanda)

18 / 50

Kilmainham Gaol (Dublín, Irlanda)

Joseph Mary Plunkett, poeta y líder de la rebelión irlandesa de 1916, se casó con su amada en la capilla de la prisión de Kilmainham Gaol. Luego, en lugar de hacer el acostumbrado viaje de novios, se encaminó hacia el pelotón de fusilamiento con una mezcla de orgullo y temor. Su matrimonio duró pocos instantes; pero visitar esta famosa cárcel, situada en Inchicore, en Dublín, es encontrarse con historias así de heroicas. Muchas se han llevado al cine con películas famosas como “En el nombre del padre” o “Michael Collins”. Entre sus muros acabaron los dirigentes y participantes de las más importantes rebeliones por la independencia de Irlanda. La prisión fue construida en 1796 y se cerró en 1924, fecha tras la cual se acondicionó el museo que ofrece visitas guiadas por el interior de las celdas y zonas comunes.

Foto: José Alejandro Adamuz

AP 519259437933. Trinity College, Irlanda

19 / 50

Trinity College, Irlanda

La Long Room del Trinity College de Dublín es la sala principal de la Biblioteca Antigua, mide 65 metros de largo y reúne en sus estanterías 200.000 libros de los más antiguos que alberga toda la biblioteca. El largo corredor está decorado con bustos de mármol que representan filósofos, escritores y personalidades que apoyaron la creación de la biblioteca. Uno de los que más peregrinos atrae es el de Jonathan Swift.

Foto: AP Images

Actores caracterizados para el Bloomsday. Dublín, Irlanda

20 / 50

Dublín, Irlanda

No podía faltar Dublín en esta lista. Si hasta tienen un día dedicado a un libro: es por el Ulises de James Joyce que en la ciudad se celebra el Bloomsday cada 16 junio. Ese día es normal ver a gente caracterizada como en la época que se refleja en la famosa novela. La lista de escritores famosos es impresioannte: Oscar Wilde, Bram Stoker, James Joyce, WB Yeats, Samuel Beckett, Jonathan Swift. Tienen nada más y nada menos que cuatro autores Premio Nobel: George Bernard Shaw, WB Yeats, Samuel Beckett y Seamus Heaney. Y por si todo esto fuera poco, en Dublín, la literatura sabe a pintas, y un pub puede ser el mejor lugar del mundo para encontrar la inspiración. Muchos escritores, por lo menos, la encontraron.

Foto: Gtres

Ruta costera del Atlántico

21 / 50

Ruta costera del Atlántico

Caracterizada por sus impresionantes acantilados que caen hacia la bahía, sus playas escondidas y sus pintorescos pueblos, esta ruta es uno de los atractivos turísticos de la costa oeste de Irlanda. Como novedad, este 2017 contará con la remodelación del faro de Fanad Head, situado en el condado de Donegal y desde donde se pueden atisbar ballenas y focas grises. También se abrirá el centro cultural de Connemara, donde se exhibirá la historia de la cultura gaélica.

Foto: Turismo de Irlanda

La Calzada del gigante

22 / 50

La Calzada del gigante

Una de las maravillas naturales de Irlanda de belleza indescriptible cuya leyenda ha envuelto al lugar de magia. Según su historia, las enormes piedras que cada día recorren decenas de visitantes fueron levantadas por Fionn mac Cumhaill, un gigante irlandés que estaba enemistado con el colosal Benandonner, de origen escocés. Para acceder hasta él Fionn construyó una calzada que posteriormente sería destruida por su enemigo. Hoy, el lugar ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad.

Foto: Turismo de Irlanda

Islas de Skellig

23 / 50

Islas de Skellig

Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, las islas de Skellig son dos joyas naturales que forman parte de la Ruta costera del Atlántico. Su encanto radica en su aislamiento, la rica historia vikinga de su pasado, la peculiar arquitectura de sus cabañas de piedra y la variada fauna que las habitan, entre la que destaca la comunidad de frailecillos. En el 2017 se prevé un aumento de su turismo debido a que ha servido de escenario para algunas escenas de Star Wars: Episodio VIII.

Foto: Turismo de Irlanda

HMS Caroline

24 / 50

HMS Caroline

Este buque de la I Guerra Mundial fue el último barco que sobrevivió a la batalla de Jutlandia (Dinamarca) en 1916. Después de varios meses de restauración, el próximo 2017 volverá a reabrir sus puertas al público como museo donde los visitantes podrán adentrarse en sus reliquias históricas como la cabina del capitán, la cocina o las habitaciones de la tripulación.

Foto: Turismo de Irlanda

El museo Titanic de Belfast

25 / 50

El museo Titanic de Belfast

Situado en el corazón de la ciudad de Belfast, el museo del Titanic es el más visitado de Irlanda del Norte y el mejor valorado, pues fue galardonado por World Travel Awards como la Mejor Atracción Turística del Año. Su peculiar arquitectura, compuesta de enormes placas de aluminio que imitan las olas y el hielo del iceberg, no ha pasado desapercibida para los visitantes, entre los que ha estado el propio James Cameron antes de crear su célebre película. En los interiores del barco se cuenta la historia del Titanic, así como su construcción, que tuvo lugar en esta misma ciudad.

Foto: Turismo de Irlanda

Castillo de Ward

26 / 50

Castillo de Ward

Ubicado a 40 minutos de Belfast, este castillo es conocido por servir de escenario a la popular serie Juego de Tronos. Actualmente está abierto al público, quien tiene la posibilidad de alojarse en él como si estuviera en Invernalia, así como de realizar una ruta por el resto de los decorados de Poniente. 

Foto: Turismo de Irlanda

Dublín

27 / 50

Dublín

La capital de Irlanda es la urbe más vibrante del país, además del epicentro de muchas de las fiestas. En un paseo por su casco histórico no puede faltar su popular barrio de Temple Bar, donde se concentran algunos de los lugares más emblemáticos de Dublín como la catedral de San Patricio. Repleto de pubs, es una de las zonas predilectas para disfrutar del ocio nocturno. Entre las fiestas ineludibles se encuentra el TradFest, un destacado festival de música tradicional que este año se celebra del 25 al 29 de enero; o la del 17 de marzo, cuando todo el país se tiñe de su característico verde para celebrar San Patricio, la mayor fesiviad del país que en la capital cuenta con un espectacular desfile y sus calles se llenan de música. Los amantes de la literatura no se pueden perder el Bloomsday, celebrado el 16 de junio y llamada así por el célebre personaje de Ulises, Leopold Bloom.

Foto: Turismo de Irlanda

Parque forestal de Tollymore

28 / 50

Parque forestal de Tollymore

Esta maravilla natural del Norte de Irlanda fue elegida para recrear en ella algunas de las ubicaciones de Poniente, en Juego de Tronos. Por él pasearon los Caminantes blancos, quienes tuvieron la suerte de disfrutar de sus zonas rocosas, puentes y cuevas. El parque cuenta con gran variedad de especies arbóreas: pinos, eucaliptos, robles, etc. De hecho, de este parque se extrajo la madera para crear los revestimientos interiores de algunos de los barcos de White Star Line, incluido el Titanic.

Foto: Turismo de Irlanda

irlanda3. Condado de Limerick

29 / 50

Condado de Limerick

Las fosas más antiguas de Irlanda fueron halladas en 2001 cerca del río Shannon, en el condado de Limerick, en el oeste de Irlanda.

Imagen: Google Maps

Molly Malone

30 / 50

Molly Malone

Saliendo del Trinity College por su puerta principal y girando a la izquierda, se encuentra el inicio de la arteria comercial de Dublín, Grafton Street, que destaca por la efervescencia de sus tiendas, cafés y restaurantes cada día más cosmopolitas. Los dublineses abarrotan durante el fin de semana esta calle peatonal, donde se erige la estatua de toda una leyenda irlandesa, Molly Malone, una pescadera del siglo XVII que, real o de ficción, inspiró una canción que se ha convertido en himno oficioso del país.

El enjambre humano de Grafton Street acaba desembocando en el remanso de paz que se abre en el parque de St Stephen’s Green, con su arbolado y parterres en torno a un lago ornamental. Este jardín urbano se convirtió en el lugar de moda del Dublín del siglo XVIII, época de la que datan las elegantes mansiones que hay en sus alrededores.

Foto: Wilson44691

Trinity College

31 / 50

Trinity College

Dublín, cuna de James Joyce (1882-1941), uno de los autores más influyentes del siglo XX, debe gran parte de su tradición literaria al Trinity College. Ahí estudiaron escritores coetáneos de Joyce, como George Bernard Shaw y Samuel Beckett, ambos dublineses y premiados con el Nobel. Esta universidad, una de las decanas del mundo anglosajón, fundada por la reina Isabel I el año 1592, es una visita ineludible por su condición de joya histórica y arquitectónica, insertada además en el corazón turístico de la capital. Dentro del recinto se puede ver la curiosa mezcla de los jóvenes estudiantes enrolados en sus cursos académicos y los turistas que buscan ante todo la biblioteca.

La sobria fachada del Trinity College está coronada por un reloj azul brillante que simboliza el tiempo antiguo y el moderno. Una vez dentro del recinto hay que cruzar los parterres cuadrados de césped para llegar a la Biblioteca Antigua, depositaria de más de 200.000 manuscritos. Su sala principal, la Long Room, de 645 metros de punta a punta, encierra tesoros como el Libro de Kells, una de las copias de los Evangelios mejor preservadas del mundo, que fue escrita en el siglo IX; o el arpa Brian Boru, la más antigua que se conserva en Irlanda, del siglo XIV. Fuera ya de la biblioteca, es fácil perderse por el Trinity College contemplando otros edificios del siglo XVIII y XIX que enmarcan su perímetro o el Campanile del porche central.

Foto: Diliff

Catedral de St. Patrick

32 / 50

Catedral de St. Patrick

La singladura histórica de Irlanda está marcada por el catolicismo. Paso obligado para entender esa huella es la catedral de Saint Patrick, emplazada al oeste de St Stephen’s Green y en el lugar donde el santo patrón de Irlanda bautizó a los conversos en el año 450. La capilla de madera original fue sometida, desde el siglo XII, a varias reconstrucciones que perfilaron la actual fachada victoriana y el interior gótico, atravesado por una nave que protege uno de los mayores órganos del país. El templo contiene retratos de irlandeses tan prominentes como Jonathan Swift, otro destacado escritor dublinés, autor de la novela Los Viajes de Gulliver, publicada en 1726.

Foto: Turismo de Irlanda

Calzada de los Gigantes. Irlanda

33 / 50

Calzada de los Gigantes. Irlanda

Creada a partir de lava hace 60 millones de años, este prodigio natural, declarado Patrimonio de la Unesco en 1986, está formado por más de 30.000 bloques hexagonales de basalto que descienden escalonadamente hasta el mar. Un sendero costero de dos kilómetros que parte del pueblecito de Bushmills recorre la panorámica punta de Chimney Tops y deja ver las singulares rocas de El Arpa, Los Órganos y Los Ojos del Gigante.

Árbol de las Generaciones, Irlanda

34 / 50

Árbol de las Generaciones, Irlanda

Plantado por un residente local en 1980, en su corteza tiene grabado el nombre y las fechas de nacimiento de sus 12 nietos.

Especie: Haya (Fagus sylvatica)
Edad: 35 años
Región: Ballina, Co. Tipperary, Irlanda
GPS: N 52°47'55.079", W 8°25'16.799"
Nombrado por: Just Forests

Paddy Keane, Siobhan Keane Hopcraft

starwars irlanda. Roca de San Miguel, Irlanda

35 / 50

Roca de San Miguel, Irlanda

Esta isla rocosa, conocida también como Great Skellig, aparece por primera vez en la última película Star Wars VII: El despertar de la fuerza. Se encuentra al suroeste de Irlanda, en el condado de Kerry. 

Condado de Galway

36 / 50

Condado de Galway

Un par de horas de avión y te plantas en Dublín, coche de alquiler y carretera hacia Galway, la gran ciudad de la costa oeste, famosa, entre otros motivos, por ser el escenario donde transcurre la historia de Las Cenizas de Ángela (Frank McCourt, 1996). Por una carretera rectísima cruzamos el país de este a oeste y una vez allí las posibilidades paisajísticas se multiplican hasta el infinito: al sur los impresionantes acantilados de Moher, enfrente, en el oceáno, las auténticas islas Aran, y, al norte, se extiende la misteriosa y no menos bella región de Connemara con sus llanuras brumosas, donde se conservan las más ancestrales tradiciones gaélicas.

Foto: GTRES

Trinity College. Trinity College. Irlanda.

37 / 50

Trinity College. Irlanda.

Situado en pleno centro Dublín y construido sobre un antiguo monasterio agustino, el Trinity es la universidad más antigua de Irlanda. Fue fundada en 1592 por la reina Isabel I y entre sus célebres alumnos se cuentan Samuel Beckett, Bram Stoker, Oscar Wilde o Edmund Burke. Imprescindible la visita a la Biblioteca que posee una impresionante colección de manuscritos y al edificio de la Antigua Biblioteca construido entre 1712 y 1732 y cuya sala principal, conocida como Long Room, con 65 metros de largo, contiene más de 200.000 de los libros más antiguos de la biblioteca.

Irlanda

38 / 50

Irlanda

Ciudades como Waterford, Kilkenny o Wexford, el Triángulo Vikingo forman parte de una de las rutas en coche para conocer la historia de los vikingos. En el muro de la catedral de la iglesia de Irlanda en Armagh yacen los huesos del héroe irlandés Brian Boru, que venció a los vikingos y liberó Irlanda en la histórica batalla de Clontarf en 1014.

Foto: Gtres

Dublín

39 / 50

Dublín

Jonathan Swift, Oscar Wilde, James Joyce y Bernard Shaw nacieron en esta ciudad cuyo barrio más famoso atiende al nombre de Temple Bar y que cada año celebra con fervor el Bloomsday. En este célebre día, el protagonista de Ulyses de James Joyce renace cada año de la mano de distintas asociaciones y del entusiasmo de los dublineses. Otro de los elementos que convierte en literaria la ciudad de Dublín es la extraordinaria Trinity College, la biblioteca universitaria que alberga el manuscrito medieval de Book of Kells.

Gtres

Cork

40 / 50

Cork

Capital del condado homónimo, su potente atractivo radica sobre todo en el ambiente de sus pubs y en un entorno maravilloso que hay que visitar durante esta escapada. Con excelentes galerías de arte, un acreditado festival de jazz y mucha animación, Cork se vende a sí misma como la más cosmopolita de las ciudades irlandesas. No perderse el paseo por el Boulevard de Patrick Street y por los rincones y pasadizos del barrio de Huguenot Quarter, ni el English Market lleno de delicias, ni el Blackrock Castle. Para redondear la visita conviene acercarse hasta el Cohn, el último puerto en el que amarró el Titanic antes de zarpar hacia América.

Gtres

HEMIS 0817500. Alrededor del anillo de Kerry, Irlanda

41 / 50

Alrededor del anillo de Kerry, Irlanda

La ruta comienza y termina en la tradicional localidad de Killarney, llena de pubs con buen ambiente y música celta. La sinuosa carretera N70 discurre paralela a la costa, bordeando acantilados y grandes extensiones rocosas con vegetación rala, verdes prados moteados de ovejas y vestigios celtas en los que ir deteniéndose para empaparse del ambiente de la «isla esmeralda». Una de las vistas más esperadas es la de Skellig Michael alzándose sobre el Atlántico. A lo largo de la ruta, las poblaciones de Sneem, Waterville y Cahersiveen merecen una parada. 

Gtres

HEMIS 0451042. Ruta costera del Atlántico

42 / 50

Ruta costera del Atlántico

Desde Cork, en el sur de Irlanda, hasta Donegal, en el norte, este viaje por carretera recorre 2.500 kilómetros bordeando la escarpada costa oeste de la «Isla Esmeralda».

Gtres

HEMIS 0307432. Las penínsulas del sudoeste irlandés

43 / 50

Las penínsulas del sudoeste irlandés

Como un gran zarpazo, cinco lenguas de tierra, estrechas y abruptas, se clavan el mar. Son las espectaculares penísulas de Mizen, Sheep’s Head, Beara, Ivergah y Dingle (en la imagen).

Gtres

HEMIS 0025501. Pueblos con encanto

44 / 50

Pueblos con encanto

A lo largo de la costa oeste de Irlanda se hallan pequeños pueblos que han preservado la tradición celta y donde se sigue hablando el gaélico. Son alegres y acogedores, como Dingle, en la imagen. 

Gtres

HEMIS 0082127. Al son del «bodhrán»

45 / 50

Al son del «bodhrán»

Violines, banjos y el son del bodhrán (pandereta típica irlandesa) resuenan en los animados pubs de esta zona de Irlanda. Una velada escuchando música y tomando una pinta de cerveza negra es una de las mejores formas de conocer a sus habitantes.

Gtres

HEMIS 0817769. Los acantilados de Moher

46 / 50

Los acantilados de Moher

Son la estrella paisajística de la ruta, con sus 214 metros de altura sobre el mar. Una inmensa pared de piedra con la que las olas chocan con toda su fiereza y el viento azota sin descanso. 

Gtres

HEMIS 0450972. Connemara

47 / 50

Connemara

A medida que se va ganado el norte, el paisaje se va volviendo más agreste y salvaje si cabe. En la imagen, la playa de Killary.

Gtres

D2HY04. El castillo de Dunluce

48 / 50

El castillo de Dunluce

GETTY IMAGES

77751138. La Calzada del Gigante

49 / 50

La Calzada del Gigante

FOTOTECA 9 X 12

heirloom06. Recuerdos del hambre

50 / 50

Recuerdos del hambre

Depender de un pequeño número de cultivos para la alimentación es arriesgado, como descubrieron en Irlanda cuando una plaga acabó con la patata Lumper, originando la Gran hambruna irlandesa de 1845, que Dublín recuerda en este monumento.

Foto: Jim Richardson

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?