Estonia

1 / 27
Tartu, Estonia

1 / 27

Tartu, Estonia

La ciudad de Tartu es la segunda ciudad más grande de Estonia, con una población de 97.000 habitantes. Se convirtió en la decimocuarta ciudad de la literatura de la UNESCO en diciembre de 2015. La importancia de esta ciudad radica en ser pionera en la defensa de la cultura del país y del estonio como lengua. A lo largo del año se celebran distintos festivales literarios. Dos instituciones promueven los estudios y cultura de Estonia: la Universidad de Tartu y Museo Literario Estonio. En esta ciudad la creatividad es una empresa. Por si buscas algo que leer, Oskar Luts es su novelista más importante.

Foto: Flying Saucer

Tallin bo. Tallin

2 / 27

Tallin

El mercadillo navideño de Tallin no es especialmente famoso por su tamaño, pero sí por el encanto único que lo caracteriza. Está ubicado en plena ciudad vieja, una zona que todavía conserva el aspecto del periodo medieval. Este mercado se decora cada año como si de un cuento de hadas de tratara, con el emblemático Vana Toomas (Viejo Tomás) –un antiguo guerrero de la ciudad– situado en la cúspide de la torre del Ayuntamiento.

Foto: Turismo Tallin

Roble de Tamme-Lauri, Estonia

3 / 27

Roble de Tamme-Lauri, Estonia

Fue llamado Laurits por el dios del fuego, que se dice, habita en el roble y estuvo representado en el billete de 10 coronas estonio. Cuenta la leyenda que el árbol comenzó a crecer a partir de los restos de la carroza de un rey sueco. Es el árbol de mayor grosor de Estonia y en su interior podrían caber 7 personas.

Especie: Roble (Quercus robur L.)
Edad: Cerca de 700 años
Región: Urvaste Parish, Condado de Võru, Estonia
GPS: 57° 55′ 2″ N, 26° 34′ 36″ E
Nombrado por: Arboristide Koda

Tallin

4 / 27

Tallin

La medieval y amurallada capital de Estonia tiene varias atalayas a su alrededor que permiten hacerse una idea completa de la fisonomía de la ciudad antigua. Tejados cónicos de tejas naranjas, con cubiertas verdes de cinc, de pizarra, rojas... la muralla está punteada por robustas torres y en el centro emergen varias atalayas en forma de campanarios como el de la iglesia de San Olaf. Éste fue considerado desde 1549 hasta 1625 el edificio más alto del mundo con 159 metros de altura. Hoy día sólo alcanza los 123 metros.

Gtres

Tallin. Tallin, Estonia

5 / 27

Tallin, Estonia

La muralla fue construida en distintas fases entre los siglos XIII y XVI y estaba originariamente fortificada con 46 torres, de las que hoy veinte se mantienen en pie. Con una altura que alcanza los 16 metros, hoy se conserva un tramo de dos kilómetros que rodea la ciudad. Las mejores vistas del conjunto amurallado se obtienen desde el mirador Paktuli en la colina de Toompea (ciudad alta). La imagen de la antigua Tallin recuerda la importancia de esta capital báltica como puerto estratégico.

Foto: Gtres

452569369. Tallin

6 / 27

Tallin

Desde el mirador de Patkuli se divisa todo el casco medieval, rodeado por una muralla de 2 km que conserva 23 de las 46 torres originales.

SEAN PAVONE PHOTO / GETTY IMAGES

PNS-2265803. Tallin

7 / 27

Tallin

Cafés y talleres flanquean el pasaje de Santa Caterina, uno de los rincones más íntimos del casco viejo de la capital estonia.

JOSE FUSTE RAGA

fototeca9x12-105731. Toompea

8 / 27

Toompea

La catedral ortodoxa de Alexander Nevsky y el Castillo son los atractivos de la colina que se eleva sobre la Ciudad Vieja de Tallin.

BILDAGENTUR HUBER; G. SIMEONE / FOTOTECA 9 X 12

VNG 169 CAPITALES BÁLTICAS remaq-3. Qué no perderse

9 / 27

Qué no perderse

1 Vilnius. La Universidad, la iglesia de Santa Ana y los museos de historia y arte.  
2 Trakai. El pueblo por sus casas de madera y castillo del lago Galvé.
3 Riga. La Casa de los Cabezas Negras, los edificios modernistas y varios museos.
4 P. N. del Gauja. La visita del castillo de Turaida se suele combinar con un paseo en canoa por el río Gauja.
5 Tallin. Su muralla de 2 km y 23 torres, el pasaje de Santa Caterina y el Ayuntamiento.En la colina de Toompea se encuentran el castillo y las dos catedrales de la ciudad.

Mapa: BLAUSET

X7F-1503588. Un paseo intramuros

10 / 27

Un paseo intramuros

Los principales lugares para visitar en Tallin se sitúan dentro del barrio medieval de Vanalinn, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. Recorrer sus callejuelas adoquinadas y sus escaleras sinuosas permite contemplar mansiones e iglesias medievales que hoy se erigen junto a infinidad de cafés, restaurantes y tiendas de artesanía.

FABRIZIO TROIANI / AGE FOTOSTOCK

X3H-1184318. Fachada de la catedral ortodoxa de Alexander Nevsky

11 / 27

Fachada de la catedral ortodoxa de Alexander Nevsky

ARISTIDIS VAFEIADAKIS / AGE FOTOSTOCK

LKF-67149. El campanario de San Olaf se eleva entre las torres del centro antiguo

12 / 27

El campanario de San Olaf se eleva entre las torres del centro antiguo

WALTER BIBIKOW / AWL IMAGES

Y7L-1577568. Callejón de Santa Caterina

13 / 27

Callejón de Santa Caterina

LUCAS VALLECILLOS / AGE FOTOSTOCK

LKF-237545. Casa de la Hermandad de los Cabezas Negras

14 / 27

Casa de la Hermandad de los Cabezas Negras

ACI

A0J0E4. Taberna Olde Hansa, en la calle VanaTurg

15 / 27

Taberna Olde Hansa, en la calle VanaTurg

FRANZ MARC FREI / AGE FOTOSTOCK

VN ESC Tallin doble-4. Barrio Rotermanni

16 / 27

Barrio Rotermanni

CHRISTIAN GOUPI / AGE FOTOSTOCK

X3H-1184370. Interior del Palacio Kadriorg

17 / 27

Interior del Palacio Kadriorg

CHRISTIAN GOUPI / AGE FOTOSTOCK

XU2-1285685. Paseo por el Tallin ineludible

18 / 27

Paseo por el Tallin ineludible

1. Iglesia de San Olaf. Con su campanario de 124 m de alto –incluye un mirador–, es otro de los iconos del núcleo medieval.

2. Puerta Viru. Abierta en la muralla en el siglo XII, fue durante siglos el acceso a Vanalinn, el barrio antiguo de Tallin.

3. Alexandre Nevsky. La catedral de Tallin, de rito ortodoxo, fue construida en el siglo XIX, durante el periodo de dominio ruso.

4. Palacio Kadriorg. Rodeado por un parque, aloja el Museo de Arte Extranjero que exhibe pinturas de los siglos XVI al XIX.

Mapa: BLAUSET

ET01087. La moderna sede del Kumu-Museo de Arte, abierto en 2006

19 / 27

La moderna sede del Kumu-Museo de Arte, abierto en 2006

KAY MAERITZ / AGE FOTOSTOCK

carabos08. Un cazador nato

20 / 27

Un cazador nato

La nieve puede ocultar a presas como los topillos, pero esa protección es insuficiente si se compara con las ventajas que la naturaleza ha otorgado al cárabo para cazar.

www.zacekfoto.ee/

Foto: Sven Začek

carabos07. Maestros del sigilo en el aire

21 / 27

Maestros del sigilo en el aire

La vista agudísima y el plumaje especializado permiten a estas aves volar en la oscuridad y el silencio más absolutos. «A mí me impresionan», confiesa Začek.

www.zacekfoto.ee/

Foto: Sven Začek

carabos06. Siempre a la escucha

22 / 27

Siempre a la escucha

La forma cóncava del rostro ayuda a canalizar el sonido hacia sus oídos, extremadamente sensibles.

www.zacekfoto.ee/

Foto: Sven Začek

carabos05. Cuidados paternales

23 / 27

Cuidados paternales

Un macho (a la derecha) entrega un roedor recién capturado a su pareja, que lo llevará hasta el cercano nido. Durante la época de cría son los machos los que más se ocupan de la caza. Las hembras tratan de no dejar solos a los polluelos, ya que eso los pondría a merced de halcones y otras aves hambrientas.

www.zacekfoto.ee/

Floto: Sven Začek

carabos04. La cena servida

24 / 27

La cena servida

Un polluelo dormita junto a lo que será su próxima comida: la cola de una presa capturada por sus progenitores.

 www.zacekfoto.ee/

 

 

Foto: Sven Začek

carabos03. Celo territorial

25 / 27

Celo territorial

Parece todo dulzura mientras acicala a su polluelo, pero que nadie se atreva a acercarse al nido. Los cárabos uralenses son animales territoriales y lo demuestran con agresividad. El ornitólogo finlandés Pertti Saurola explica que ha llegado a un «acuerdo» con las hembras de esta especie: «El precio por anillar y medir a un pollo equivale a seis coscorrones».

www.zacekfoto.ee/ 

Foto: Sven Začek

carabos02. Al cobijo de un tronco

26 / 27

Al cobijo de un tronco

Objetivo favorito del fotógrafo, la hembra de cárabo uralense que aparece en la mayoría de las fotografías de esta galería, encontró una oquedad natural donde ocultar su nido.

www.zacekfoto.ee/

Foto: Sven Začek

carabos01. Strix uralensis

27 / 27

Strix uralensis

Son fieros, pueden alcanzar una envergadura alar de hasta 1,20 metros y no dudan en atacar con sus garras. Sin embargo, una hembra de esta ave rapaz accedió a convertirse en musa de un fotógrafo.

www.zacekfoto.ee/

Foto: Sven Začek

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?