Costa Brava

1 / 14

1 / 14

Cap de Creus. Calas de Cap de Creus (Girona)

Calas de Cap de Creus (Girona)

¿Buscas calas espectaculares? El Cap de Creus concentra en una reducida zona geográfica muchas de las mejores playas de España. En el norte de la Costa Brava, se encuentra el Parque Natural de Cap de Creus, El cabo es una prolongación de los Pirineos hasta el mar y es el punto más oriental de la península Ibérica. Aquí están algunas de las calas más espectaculares de España, como Cala Culip, con una geología y un mar espectaculares. Otras calas igualmente imprescindibles en la zona son Cala Prona, Cala Jugadora y Cala Culleró.

Foto: Turismo Costa Brava | Josep Miquel Guasch

2 / 14

Platja de Castell Palamós. Playa de Castell, Palamós (Girona)

Playa de Castell, Palamós (Girona)

Más que una playa, un símbolo. Es uno de los pocos arenales que se conservan totalmente vírgenes de la Costa Brava, o al menos así se le considera desde que los vecinos de la zona lucharan para conservarlo tal cual lo encontramos. Tiene forma de una media luna de unos 300 metros de arena fina rodeada de bosques de pinos y de campos de cultivo que son regados por el canal de l’Aubi que desemboca en la playa.  Además, la playa de Castell tiene cerca una serie de vestigios arqueológicos de gran valor como el poblado ibérico, en uno de sus extremos, que data del S. I d.C. 

Foto: Turismo Costa Brava | Francesc Tur

3 / 14

Cala Aiguablava Begur. Cala Aiguablava, Begur (Girona)

Cala Aiguablava, Begur (Girona)

En esta pequeña cala encontramos todas las características que hacen famosa a la Costa Brava: acantilados, vegetación densa de pinares y aguas cristalinas. En concreto, es la calidad del agua la que da nombre a esta pequeña cala del litoral de Begur: Cala Aiguablava ("agua azul" en catalán). Con escasos 100 metros de longitud y de arena fina y dorada, esta cala es una de las más famosas de Cataluña. A su bello entorno hay que sumarle las comodidades de su equipamiento y sus accesos adaptados a todo los públicos.  

Foto: Turismo Costa Brava | Vicky Pirata

4 / 14

Sa Tuna Begur. Cala Sa Tuna, Begur (Girona)

Cala Sa Tuna, Begur (Girona)

Esta cala es digna de postal. En su origen fue un barrio marinero, y  todavía conserva su encanto con algunas bellas casas tradicionales que dotan el lugar de un aire pintoresco. Sa Tuna es una cala semiurbana situada en el municipio de Begur, en el corazón de la Costa Brava. La playa de unos 80 metros de grava está ubicada próxima al camino de ronda, lo que invita a explorar el entorno y disfrutar de las vistas. Se encuentra protegida de las olas y corrientes por la punta d’es Plom por lo que sus baños en aguas transparentes son tranquilos. Dispone de una rampa de acceso y está equipada con diferentes servicios. 

Foto: Turismo Costa Brava | Vicky Pirata

5 / 14

Aigua Xelida. Cala Aigua Xelida, Tamariu (Girona)

Cala Aigua Xelida, Tamariu (Girona)

Es una de esas calas mágicas de la Costa Brava. Se encuentra en el municipio de Tamariu, en Palafrugell, y es el punto de llegada del camino de ronda que pasa a través de bosques de pinos y que parte de Cala Pedrosa. Sus dimensiones son reducidas, pero no la belleza del enclave: pinos y rocas que llegan al mar. Uno de los bañistas más ilustres de esta cala fue el famoso escritor Josep Pla. 

Foto: Turismo Costa Brava | Clàudia Cama

6 / 14

Cala Pola Tossa de Mar. Cala Pola, Tossa de Mar (Girona)

Cala Pola, Tossa de Mar (Girona)

A tan solo 4 kilómetros de Tossa de Mar, municipio de la provincia de Girona que cuenta con algunas playas y calas de gran belleza, se encuentra esta característica cala de la Costa Brava, de arena gruesa y dorada y aguas cristalinas hasta las que desciende las montañas de alrededor  completamente cubiertas de pinos. En esta ensenada de gran belleza paisajística, el mar se muestra calmo, por lo que es ideal para baños con niños.  

Foto: Turismo Costa Brava | Pere Durán

7 / 14

Cala Montjoi. Cala Montjoi, Roses (Girona)

Cala Montjoi, Roses (Girona)

Esta playa de arena oscura y bolos es una de las más familiares de la Costa Brava. Se ubica en el interior del Parque Natural del Cap de Creus, desde el que se ven algunas de las mejores puestas de sol de todo Cataluña. La cala es de carácter semiurbano, escasamente edificada, se halla en una zona apartada y de gran belleza. A su alrededor y a muy poca distancia, se encuentran algunos de los lugares de buceo más conocidos del litoral de Begur. La Cala Motjoi es también ideal para navegar en kayak, siendo sus aguas calmas al encontrarse protegida por la punta de la Ferrera.

Foto: Turismo Costa Brava | Raria Geli

8 / 14

Gola del Ter Torroella de Montgrí. Gola del Ter, Torroella de Montgrí (Girona)

Gola del Ter, Torroella de Montgrí (Girona)

La desembocadura del río Ter forma un paisaje curioso que se aleja de los tópicos de la Costa Brava. Aquí no encontrarás acantilados ni bosques de pinos que alcanzan casi la orilla del mar. Pero eso no significa que no nos encontremos en una de las playas más bellas de Cataluña. Esta playa, también conocida como playa de la Fonollera es un espacio tranquilo de fina arena de una gran importancia ecológica. A medida que el río llega a su desembocadura, se forman lagunas entre dunas y juncos, desembocando en forma de lengua de arena entre agua dulce y salada.

Foto: Turismo Costa Brava | Maria Geli i Pilar Planaguma

9 / 14

Platja de Sant Pere Pescador. Playa de Sant Pere Pescador (Girona)

Playa de Sant Pere Pescador (Girona)

La playa de Sant Pere Pescador, ubicada entre la desembocadura del río Fluvià y la del Riuet, es la que tiene mayor extensión de toda la bahía de Roses. Suma algo más de 6 kilómetros de arena fina y dunas de poca profundidad. Dada su extensión, está dividida en diferentes zonas, cada una con su propio nombre, y hay espacio para todos los públicos. Es especialmente conocida porque algunas zonas son perfectas para la práctica del windsurf y kitesurf. También dispone de otros rincones para los naturistas. 

Foto: Turismo Costa Brava | Santi Font

10 / 14

Platja Portitxol Empúries.  Playa del Portitxol, Empúries

Playa del Portitxol, Empúries

A esta playa de arena fina y dorada y aguas tranquilas se puede llegar a pie desde el paseo marítimo de Empúries, municipio de la Costa brava donde se ubica. Su acceso es fácil y es por ello que su ambiente es familiar entre formaciones rocosas y bosques de pinos. Próximo hay un mirador con bellas vistas a la bahía de Roses, la costa de Empúries y el casco urbano de L’Escala. En la costa hay una serie de salientes rocosos que ofrecen una gran oportunidad para la práctica de snorkel. Frente a la playa se ubica el Hotel Empúries, un popular edificio histórico que data de principios del s. XX y que fue construido para alojar a los arqueólogos de las ruinas de Empúries.

Foto: Turismo Costa Brava | Maria Geli i Pilar Planagumà

11 / 14

Camí de Ronda. Costa Brava. Camí de Ronda.

Costa Brava. Camí de Ronda.

Desde Blanes a Portbou, el camino de ronda bordea el abrupto litoral de la Costa Brava y es uno de los paseos más bellos que uno pueda imaginar. Antiguamente este sendero servía para comunicar las distintas poblaciones de esta costa de difícil acceso y para facilitar el cabotaje de los pescadores pero, sobretodo, fue utilizado por la Guardia Civil y los carabineros de costa para controlar el estraperlo y el contrabando. Hay varias formas de recorrer la totalidad del Camí de Ronda, desde la página web proponen un itinerario lineal a realizar en dos días que cubre 43 kilómetros e incluye una noche de pernoctación.

camideronda.com

12 / 14

Tossa de Mar

Tossa de Mar

Una de las estampas más reconocibles de la Costa Brava es este arenal presidido por el imponente castillo del siglo XII. Con forma de media luna, se ubica frente al barrio marinero y comercial de la atractiva localidad gerundense. Tossa de Mar tiene en su municipio un total de once playas que se pueden recorrer a través de un camino de ronda con varias torres vigías.

Gtres

13 / 14

mediterranea11. Parque Natural del Montgrí, Medes y Bajo Ter

Parque Natural del Montgrí, Medes y Bajo Ter

Medes, Girona, España

La reserva marina de las islas Medes, recientemente incluida en el Parque Natural del Montgrí, Medes y Bajo Ter, constituye un auténtico oasis en el corazón de una zona largamente explotada, situada frente a la localidad costera de l’Estartit, en la Costa Brava. Bajo las siete islas que forman el archipiélago de las Medes vive un sinfín de especies que hallan cobijo y alimento en las cuevas submarinas, en las praderas de posidonia y en los fondos de roca que conforman este rico ecosistema. La reserva ha hecho posible el aumento de la población de numerosas especies de interés comercial, como el cabracho (Scorpaena scrofa), activo depredador nocturno, la gregaria dorada (Sparus aurata, en la foto), la lubina, el dentón, el sardo y el corvallo. Abundan también el coral rojo, la gorgonia roja y distintas especies de esponjas y moluscos protegidos, como la nacra y el dátil de mar.
 

Foto: Enric Sala

14 / 14

mediterranea10. Medes, Girona, España

Medes, Girona, España

La reserva marina de las islas Medes, recientemente incluida en el Parque Natural del Montgrí, Medes y Bajo Ter, constituye un auténtico oasis en el corazón de una zona largamente explotada, situada frente a la localidad costera de l’Estartit, en la Costa Brava. Bajo las siete islas que forman el archipiélago de las Medes vive un sinfín de especies que hallan cobijo y alimento en las cuevas submarinas, en las praderas de posidonia y en los fondos de roca que conforman este rico ecosistema. La reserva ha hecho posible el aumento de la población de numerosas especies de interés comercial, como el cabracho (Scorpaena scrofa, en la foto), activo depredador nocturno, la gregaria dorada (Sparus aurata), la lubina, el dentón, el sardo y el corvallo. Abundan también el coral rojo, la gorgonia roja y distintas especies de esponjas y moluscos protegidos, como la nacra y el dátil de mar.
 

Foto: Enric Sala

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes