Algarve

1 / 17

1 / 17

Benagil, Portugal

Benagil, Portugal

La región del Algarve, en Portugal, es famosa por albergar algunas de las playas mas bellas de la costa atlántica en la península Ibérica. Y precisamente allí está la playa de Benagil, enclave donde confluyen el bosque mediterráneo con las aguas del océano Atlántico. Un pequeño emplazamiento de arenas marrones y abierto al mar entre cuyos acantilados circundantes el visitante puede aventurarse en la exploración de las múltiples cuevas formadas por la erosión del mar.

Foto: Gtres

2 / 17

GettyImages-556674425. Rincones secretos

Rincones secretos

Los acantilados de la playa de Benagil, en pleno del Algarve portugués, esconden una gruta circular con una breve playa a la que solo se llega a nado o a remo.

Foto: Westend61 / Getty images

3 / 17

shutterstock 303304448. Costa de Lagos

Costa de Lagos

El mar y el viento han esculpido un paisaje litoral fantástico en la Ponta da Piedade, a poca distancia de la ciudad de Lagos. En el camino que lleva hasta ella, de 40 kilómetros, se enhebra una encantadora colección de pueblos donde las viviendas de los pescadores parecen jugar con las rocas y el mar.

Foto: M.V. Photography / Shutterstock

4 / 17

POvH3003. Ría Formosa

Ría Formosa

Largas franjas de arena separadas de tierra firme por lagunas distinguen el paisaje de este parque natural, que se prolonga a lo largo de 60 kilómetros por la costa algarviana. En la fotografía, la playa de Cancela Velha y el golf de Quinta da Ria.

Foto: Gonzalo Azumendi

5 / 17

H44-10867764. Castro Marim

Castro Marim

Esta población próxima al curso del Guadiana y la frontera con España conserva un castillo del siglo XIV y un agradable casco antiguo. Desde lo alto de la fortaleza se contempla la desembocadura del Guadiana, los verdes cultivos, la blancura de salinas y los cielos siempre azules del Algarve.

Foto: Kreder Katja / Age fotostock

6 / 17

SIM-749821. Carvoeiro

Carvoeiro

Es uno de los pueblos de pescadores que mejor conservan el carácter marinero de la costa del Algarve y que se encuentra en el camino que lleva hasta la ciudad de Lagos.

Foto: Luca Da Ros / Fototeca 9x12

7 / 17

ALM-ACW637. Ritmo relajado

Ritmo relajado

Desde el Cabo San Vicente, la ruta de regreso hacia el este por el interior descubre un mundo rural apenas alterado. Las localidades de esta parte del Algarve se mantienen alejadas del bullicio de las poblaciones de la costa.

Foto: STOCKFOLIO 517 / Age fotostock

8 / 17

ALM-AC923F. Sinfonía de azulejos

Sinfonía de azulejos

El al-zuleique árabe del siglo XV designaba la pequeña pieza de barro vidriado con que se decoraban suelos y paredes. Su uso se extendió en el siglo XVIII por las iglesias, palacios y jardines de las principales ciudades de Europa, aunque fue Portugal el país que lo adoptó como seña de identidad. La muestra más bella del Algarve se encuentra en el pueblo de Almancil, a 13 kilómetros de la ciudad de Faro: la iglesia de São Lourenço (junto a estas líneas), un conjunto de 1730, cuyo interior está totalmente revestido de azulejos que narran escenas de la vida del santo y que son obra del artista Policarpo de Oliveira Bernades.  

Foto: Age Fotostock

9 / 17

shutterstock 280678679. Playa Marinha

Playa Marinha

Los acantilados que delimitan esta cala próxima a Carvoeiro anuncian las murallas rocosas del cabo San Vicente, el extremo sudoccidental de la Península Ibérica.

Foto: Pawel Kazmierczak / Shutterstock

10 / 17

Algarve

Algarve

La ruta desde el cabo San Vicente, el finisterre europeo, hasta Faro, la capital regional, descubre un territorio de naturaleza salvaje que en otoño, con las playas desiertas se disfruta mucho más. Los paisajes abruptos y salvajes de esta costa del sur portugués deparan sorpresas como las playas de Ponta da Piedade (en la imagen) y Dona Ana. Imprescindible detenerse en las localidades de Ferragudo, Lagos, Sagres y Albufeira.

Foto: GTRES

11 / 17

AWL POR7170AW. Algarve (Portugal)

Algarve (Portugal)

La Costa Vicentina, antes de que el océano se amanse al doblar el cabo de Sagres, es el tramo más salvaje de esta región del sur de Portugal. En primavera, los senderos que se asoman a acantilados o que bordean lagunas y calas de arena, discurren por zonas donde crecen orquídeas salvajes y lugares donde anidan aves acuáticas.

MAURICIO ABREU

12 / 17

77306621. Playa de Alvor

Playa de Alvor

La cala de los Tres Irmaos es el paradigma de la costa del Algarve, punteada por peñas rocosas que emergen a la orilla de las aguas atlánticas.

FOTOTECA 9 X 12

13 / 17

N32-1839696. Ferragudo

Ferragudo

Este pequeño pueblo situado en el estuario del río Arade ha preservado la esencia de las antiguas aldeas de pescadores.

AGE FOTOSTOCK

14 / 17

39081. Acantilados de Benegil

Acantilados de Benegil

En uno de los rincones más bellos de la costa algarvía se abre la playa de Benagil, un pequeño arenal que destaca por sus acantilados y por las grutas que la erosión ha excavado. Bañada por un mar tranquilo, es ideal para visitar en barca. Se sitúa junto a la aldea de pescadores que le da nombre.

GTRES

15 / 17

77749740. Ponta da Piedade

Ponta da Piedade

Las formaciones rocosas que emergen frente a la costa sur de Lagos guiaron durante siglos a los navíos portugueses.

FOTOTECA 9 X 12

16 / 17

mapa algarve. Sagres

Sagres

Amplios arenales y acantilados se alternan camino del cabo de São Vicente.

GTRES

17 / 17

HEMIS 0131744. La costa del Algarve en cuatro etapas

La costa del Algarve en cuatro etapas

1 Faro. Rodeada de islas y arenales, la capital del Algarve es un enclave con un interesante casco antiguo amurallado.

2 Ferragudo. Este pueblo de pescadores, de calles coronadas por una iglesia, se ubica en el estuario del río Arade.

3 Lagos. Es una de las localidades más bellas del Algarve. Como Faro, su casco viejo también es amurallado.

4 Sagres. Situada en la punta sur de Portugal, conserva varias fortalezas. Muy cerca se emplaza el cabo de São Vicente.

Mapa: BLAUSET

Todos

Siguenos en...

  1. NG
  2. NG Historia
  3. NG Viajes