Oceanografía

Viaje a las entrañas del Mediterráneo

liropus

liropus

El Liropus 2000 desciende a los abismos marinos del norte de Cataluña

El Liropus 2000, un vehículo submarino no tripulado del Instituto Español de Oceanografía (IEO), diseñado para la exploración a gran profundidad, está realizando su primera misión científica: una campaña oceanográfica denominada Promares-Oasis del Mar orientada a reconocer los fondos marinos de la costa del Mediterráneo noroccidental, en especial los cañones submarinos del cabo de Creus, La Fonera y Blanes, en la Costa Brava. «El objetivo principal de esta campaña es investigar los ecosistemas profundos de los grandes valles submarinos del norte de Cataluña –dice Miquel Canals, jefe científico de la campaña–. Estos ecosistemas son enormemente desconocidos; presumimos que albergan una gran riqueza biológica y que, por tanto, merecen ser preservados.»

Operado a distancia mediante control remoto, el Liropus 2000 (que lleva el nombre de un pequeño crustáceo descubierto en El Cachucho, en el mar Cantábrico, primera área marina protegida en aguas profundas de nuestro país) está equipado con seis motores, dos brazos articulados para la manipulación y recogida de muestras, varias cámaras de vídeo de alta definición e instrumental científico para medir la temperatura, la salinidad y la presión del agua, entre otros parámetros. «Es un equipo científico de última generación capaz de acceder a ecosistemas situados a 2.000 metros de profundidad, aunque podría descender 1.000 metros más si fuera necesario», subraya Eduardo Balguerías, director del IEO. Ahora habrá que esperar a ver qué nos trae y qué nos cuenta este vehículo subacuático de alta tecnología a su vuelta de las profundidades marinas.

Promares-Oasis del Mar es un proyecto del Grupo de Investigación Consolidado en Geociencias Marinas del Departamento de Estratigrafia, Paleontología y Geociencias Marinas de la Universidad de Barcelona (UB). Participan también, además del IEO, el instituto de Ciencias del Mar y su Unidad de Tecnología Marina y el Instituto de Estudios Avanzados del CSIC, ambos situados en Cataluña, además de un miembro de la fundación de investigación marina Argo Maris. La campaña se lleva a cabo a bordo del Sarmiento de Gamboa, buque oceanográfico operado por el CSIC y el más moderno del Ministerio de Ciencia e Innovación, que ha dado soporte al proyecto junto con la Unión Europea, la Obra Social de La Caixa y la Generalitat catalana. –Eva van den Berg
 

Foto: Grupo de reserva consolidat Geociencies Marines UB