Una pequeña fábrica de auroras polares

auroras

auroras

Ver cómo se generan las auroras polares dentro de una bola de cristal es sin duda todo un espectáculo. Consuelo Cid, profesora e investigadora del equipo de Meteorología Espacial del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad de Alcalá, lo sabe muy bien porque en esta universidad madrileña se halla una réplica de la Planeterrella, el simulador de auroras polares que inventó el astrofísico francés Jean Lilensten. Cid conoció a Lilensten (quien aparece en el artículo sobre auroras boreales en este mismo número, página 9) en el año 2005 durante un  congreso y quedó impresionada por la pasión del científico por divulgar la  meteorología espacial, esa que tiene lugar más allá de la atmósfera terrestre.

«El simulador resulta muy útil para mostrar al público cómo se generan las auroras polares y al mismo tiempo explicar los entresijos de la compleja interacción entre el Sol y la Tierra», comenta la astrofísica. Para ella, sin embargo, lo más asombroso es que Lilensten no haya patentado el simulador y que ceda los planos de forma  gratuita a las entidades científicas y educativas que lo soliciten. En la Universidad de Alcalá la Planeterrella está operativa desde 2013 y ha  protagonizado diversos eventos científicos. Próximamente podrá ser vista en sendas exposiciones en  Salamanca y en Alcalá.