Nuevos materiales

Un cemento innovador y enriquecido

cemento2

cemento2

El nuevo material puede autorrepararse y almacenar calor

¿Se imagina que esas grietas que aparecieron en la pared de su salón desaparecieran por sí solas, y que los muros de su casa fueran capaces de almacenar calor?

Esta interesante propuesta puede ser una realidad gracias a la tesis que Idurre Kaltzakorta, doctora en química, presentó recientemente en la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Su investigación ha demostrado que, en efecto, el cemento, uno de los materiales de construcción más utilizados, puede ser capaz de autosellar sus propias grietas y de regular la temperatura de un ambiente mediante el almacenamiento del calor latente.

«Mi trabajo se ha basado en la síntesis de microcápsulas de sílice que contienen diferentes compuestos orgánicos para añadirlas a la pasta de cemento y así dotar a éste de nuevas funcionalidades», explica. Para lograr la autorreparación de las grietas, Kaltzakorta rellenó las miscrocápsulas con resinas epoxídicas, y para lograr la capacidad de almacenaje de calor latente, utilizó materiales denominados de cambio de fase, capaces de liberar o de almacenar gran cantidad de calor cuando cambian de estado (de sólido a líquido o de líquido a gas, y viceversa).

Tras lograr con éxito el encapsulado, esta química vasca comprobó la efectividad de esos «aderezos» tecnológicos mediante distintas técnicas, como tomografías de rayos X, microscopia electrónica de barrido, ensayos mecánicos o calorimetrías diferenciales de barrido. Todas las pruebas demostraron la viabilidad de este nuevo cemento que está en proceso de ser patentado. Desde aquí auguramos un gran éxito a este material cementicio del futuro.  –Eva van den Berg

 

Foto: Idurre Kaltzakorta