Tres plutones posibles

La misión New Horizons de la NASA arrojará nueva luz acerca de la superficie de Plutón. He aquí tres posibilidades.

pluton2

pluton2

13 de julio de 2015

El paisaje del planeta enano está modelado por fluctuaciones estacionales extremas y dominado por una exótica mezcla de metano, nitrógeno y monóxido de carbono helados. La misión New Horizons de la NASA revelará más detalles durante el verano plutoniano, cuando el calor del sol llega a su máximo en una órbita que dura 248 años terrestres. Los paisajes de Plutón ilustrados en estas páginas son tres posibilidades científicamente verosímiles. Caronte parece flotar a lo lejos.

Tres posibilidades, de arriba abajo:

SUPERFICIE TECTÓNICA
Las capas de metano helado se vuelven marrones y amarillas por la irradiación ultravioleta de las moléculas atrapadas en el hielo. La topografía accidentada, los géiseres activos y el rift lejano sugieren procesos geológicos dinámicos que borran los cráteres de impacto y pueden indicar la existencia de un núcleo planetario caliente.

SUPERFICIE BARRIDA POR EL VIENTO
Los cambios de estado del hielo, de sólido a gaseoso y otra vez a sólido, producen vientos poderosos que esculpen la superficie de Plutón. Hay picos erosionados, recuerdo de antiguos cráteres de impacto, y en las mayores altitudes se forma hielo de agua. La radiación ultravioleta arranca el hidrógeno del metano helado y deja una pátina de polvo negro de carbono.

SUPERFICIE ONDULADA
Los hielos de Plutón cambian continuamente de estado, escapando a la atmósfera para enseguida condensarse y volver a la superficie. En ese proceso, rellenan las hondonadas suavizando la superficie, hasta convertirla en un terreno con ligeras ondulaciones. Los diferentes tipos de hielo reaccionan con la luz solar y la radiación cósmica a distinto ritmo, por lo que se forma grava helada (en primer término).