Tras el eclipse, la supermarea

marea

marea

Según ha anunciado el Servicio Hidrográfico Nacional francés (SHOM), para mañana sábado día 21 de marzo se espera una de las llamadas «mareas del siglo», un fenómeno que se da cada 18 años… y que por tanto quizá sería más adecuado denominarlas mareas del ventenio.

El evento mareal es debido a la alineación astronómica que cada 223 lunaciones completas (la lunación o mes sinódico es el período que transcurre entre dos fases idénticas de la luna, por ejemplo, dos lunas llenas) se da entre el Sol y la Luna, lo que aumenta la atracción gravitatoria sobre los océanos. Afectará de manera especial la costa atlántica francesa. Uno de los sitios desde donde se podrá disfrutar del espectáculo es el Monte Saint-Michel, que se alza sobre un islote de granito en medio de una inmensa bahía en Normandía. Miles de turistas han acudido ya a las inmediaciones del lugar –el tercer hito turístico de Francia, después de la Torre Eiffel y el palacio de Versalles– para no perderse el curioso fenómeno que causará una subida repentina de las aguas de hasta 14,50 metros de altura. Aunque el fenómeno será visible entre hoy (día en que se produce un eclipse de Sol, que será parcial en casi toda Europa) y el lunes, el sábado alcanzará su momento álgido: en pocas horas el mar subirá unos 90 centímetros cada 15 minutos, y en tan solo seis horas la diferencia entre el nivel del mar durante la marea baja y el de esta supermarea tan excepcional será equivalente a la altura de un edificio de cuatro plantas.

Desde el SHOM alertan a los turistas de que extremen sus precauciones, pues el mar sube más deprisa de lo que una persona pueda correr. Ya sabéis, si estáis en la zona, poneos a buen resguardo y disfrutad del espectáculo. Y apuntad en la agenda de eventos astronómico-mareales: la próxima supermarea, el 3 de marzo de 2033.