Arquitectura

Torre Eólica

torre2

torre2

19 de junio de 2012

Este proyecto arquitectónico plantea un edificio para entornos urbanos capaz de producir una cantidad de energía equivalente a 3.600 megavatios / hora al año, es decir, la décima parte de lo que necesita una ciudad de tamaño medio para subsistir desde el punto de vista energético. El edificio, en forma de torre, albergará oficinas y equipamientos como salas de conferencias, biblioteca y restaurante, y permitirá integrar diferentes fuentes de energía renovable: eólica, geotérmica, fotovoltaica y termoeléctrica.

Sus diseñadores, un equipo de arquitectos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) y de Fran Silvestre Arquitectos, lo han bautizado como Torre Eólica. «Pensamos en un edificio de 170 metros de altura ideado para núcleos urbanos, lo que conlleva la gran ventaja de no precisar transporte de energía. Esta se fabrica in situ para ser consumida por la misma torre y los edificios adyacentes», explica Fran Silvestre, arquitecto y subdirector de la Escuela Superior de Arquitectura de Valencia de la UPV.

La idea es que la Torre Eólica, presupuestada en siete millones de euros, integre las energías renovables de distintas maneras. «La energía geotérmica se canalizaría a través de los pilotes de la cimentación profunda; las energías fotovoltaica y termoeléctrica, mediante placas y colectores solares instalados en grandes superficies ubicadas en la fachada, y la eólica, gracias a los más de 400 aerogeneradores de eje vertical colocados en las distintas plantas», añade el arquitecto. Si se convierte en realidad, será uno de los edificios energéticamente más punteros de nuestro territorio. —Eva van den Berg

 

Foto: Fran Silvestre Arquitectos