Paleoantropología

Relaciones peligrosas

Yacimientos Arqueológicos de Pinilla del Valle

Yacimientos Arqueológicos de Pinilla del Valle

Foto: Equipo de Investigación de los Yacimientos Arqueológicos de Pinilla del Valle

En los yacimientos del Calvero de la Higuera, situados en Pinilla del Valle, en Madrid, hay evidencias de que homínidos y hienas compartieron territorio y compitieron por las cavernas y los recursos. Desde que el lugar fue descubierto en 1979, la actividad de paleontólogos, arqueólogos y geólogos no ha cesado, y hoy ya son cinco los yacimientos localizados: los abrigos de Navalmaíllo y del Ocelado y las cuevas del Camino, de la Buena Pinta y la Des-Cubierta; esta última fue hallada en 2009 con el techo desmantelado a causa de la erosión y en ella aparecieron restos de rinoceronte y de uro, un antepasado de nuestro toro.

«El Calvero de la Higuera es esencial para conocer la relación que hubo entre hienas y neandertales en la península Ibérica del pleistoceno superior, y también con otros grandes depredadores como leones, leopardos, lobos y osos, que llegaban hasta este lugar siguiendo las grandes manadas de herbívoros», afirma Juan Luis Arsuaga, codirector de las excavaciones realizadas en Pinilla del Valle junto con Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, y Alfredo Pérez-González, catedrático de Geomorfología y vicedirector del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH). Sin duda, el lugar seguirá aportando datos sobre la vida de unos parientes lejanos que vivieron unos tiempos en los que salir de la cueva desarmado era, sinceramente, de lo más desaconsejable. —Eva van den Berg