Orden en el caos

saturno

saturno

Las partículas que forman los anillos de Saturno siguen una disposición matemática

Aunque en algún momento había parecido que las partículas que conforman los anillos de Saturno tenían una existencia caótica, recientemente se ha descubierto que su disposición responde a una precisa ley matemática conocida como «de cubos inversos», lo que significa que el tamaño y la abundancia de partículas sigue un determinado patrón: las partículas de 2 metros son 8 veces menores que las de 1 metro. La abundancia de las partículas de 3 metros, son 27 veces menores, las de 4 , 64 y así sucesivamente. Ese orden interestelar se mantiene hasta las partículas de 10 metros. Más allá, la abundancia desciende drásticamente.

Según el equipo internacional responsable de  este estudio, liderado por Nikolai Brilliantov, del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, esto no sucede solo con las partículas que conforman los anillos de Saturno sino que es un patrón universal que se ajusta a todos los anillos de todos los planetas con partículas de composición similar. Se trata de fragmentos de hielo que seguramente proceden de algún evento catastrófico del pasado y que se vieron atrapados en la órbita de planetas como Saturno, Júpiter, Urano o Neptuno, todos ellos circundados por estos misteriosos y bellos anillos de los que hoy sabemos un poquito más.