Olas en declive

ola

ola

La costa central del este de Australia atrae a surfistas de todo el mundo, pero es probable que con el cambio climático comiencen a escasear las míticas olas australianas. Los investigadores predicen que en 2100, las temperaturas en aumento habrán reducido las tormentas regionales que generan las olas grandes. «Las tormentas serán más violentas», dice Andrew Dowdy, del Centro de Investigación del Clima y la Meteorología de Australia, pero habrá «menos días con olas gigantes»: los surfistas tendrán hasta un 28 % menos de oportunidades de cabalgar olas de seis o más metros de altura.  —Rachel Hartigan Shea