Lovejoy: Un cometa repleto de azúcar y alcohol

lovejoy

lovejoy

31 de octubre de 2015

Un equipo internacional de científicos ha observado que el cometa Lovejoy (por el astrónomo aficionado australiano Terry Lovejoy, quien lo descubrió en 2014)  libera constantemente al espacio grandes cantidades de alcohol y azúcar. Es la primera vez que se detecta el etanol (lo que aquí en la Tierra usamos para fabricar las bebidas alcohólicas) en un cometa. Como si se tratara de un bar interplanetario e itinerante especializado en cocktails más bien dulces, el Lovejoy emana este tipo de alcohol y también una forma muy simple de azúcar denominada glicoaldehído.

Nicolas Biver, del Observatorio de París y autor principal del estudio, comentó que, durante su pico de actividad, el Lovejoy expelió una cantidad de alcohol equivalente a 500 botellas de vino por segundo. Las medidas se realizaron desde el telescopio del Instituto de Radiometría Milimétrica de Sierra Nevada (IRAM), ubicado en el Pico del Veleta de Sierra Nevada, en Granada.

Detectar estas moléculas complejas en las entrañas del cometa, que es una especie de cápsula en el tiempo, porque no ha cambiado en nada desde que se originó allá por los tiempos en los que lo hizo nuestro Sol, respalda la teoría de que los cometas ostentan una gran complejidad química, y también apoya las tesis que sostienen que es más que probable que fuera un cometa como éste el que, tras impactar contra la Tierra, nos dejara el más valioso de los legados: las primeras moléculas orgánicas ancestrales a partir de las cuales surgió la vida.