Nuevos materiales

Los envases del futuro

Una botella de plástico vegetal 100% degradable

bioplastico

bioplastico

12 de julio de 2011

Es sabido que los envases plásticos tradicionales son muy difíciles de eliminar, que contaminan y que además están fabricados a partir de derivados del petróleo, un combustible fósil cada vez más escaso. Por todo ello, hace tiempo que la industria investiga y experimenta con nuevos componentes con el objetivo de encontrar un material con las mismas características pero que a la vez sea 100% biodegradable.

Eso es lo que ha hecho, y con éxito, el ITENE (Instituto Tecnológico de Embalaje, Transporte y Logística), el instituto valenciano donde han desarrollado una botella de plástico de procedencia vegetal, fabricada con un nuevo material compuesto de ácido poliláctico (PLA) y nanoarcillas modificadas. «Hasta el momento, los bioplásticos existentes en el mercado no presentaban propiedades aceptables para el envasado de líquidos y bebidas en botellas, porque el ácido poliláctico, o PLA, no permite albergar un líquido a largo plazo: es un material que presenta un alto riesgo de filtrado del líquido contenido y de deformación de la botella si es sometida a altas presiones o temperaturas», dice Susana Aucejo, directora de I+D del ITENE. Para evitar estos inconvenientes, los especialistas en nuevos materiales del ITENE han añadido al PLA nanoarcillas modificadas (arcillas procesadas en forma de discos de espesor nanométrico), gracias a las cuales han logrado, por un lado, incrementar ciertas propiedades del ácido poliláctico, como la dureza, la rigidez y la resistencia al calor y a los rayos UV, y por otro, disminuir su tasa de absorción de agua y la permeabilidad a los gases.

Todo indica que a la nueva botella, cuya patente ha sido ya solicitada por el ITENE, le aguarda un futuro prometedor. No en vano varias multinacionales se han interesado ya en asumir su producción. –Eva van den Berg

 

Foto: Jorge García-Romeu Senante