Vídeo: Spinosaurus, el monstruo del río

El paleontólogo Nizar Ibrahim nos explica cómo era el dinosaurio más temible que jamás pisó la Tierra

Más información

Mister Big, en busca del Spinosaurus

Mister Big, en busca del Spinosaurus

Mientras Spinosaurus se prepara para una sesión fotográfica, el paleontólogo Nizar Ibrahim explica las peculiares características de un dinosaurio que pasaba la mayor parte del tiempo en el agua.

¿Cómo era exactamente el Spinosaurus? Los orificios nasales están situados en una posición elevada en el cráneo, hacia los ojos, lo que le permitiría respirar con gran parte de la cabeza sumergida. Por su parte el tronco toneliforme recuerda al de delfines y ballenas, y la densidad de las costillas y los huesos largos es similar a la de otro mamífero acuático conocido, la vaca marina. Las patas traseras, demasiado grandes para caminar, serían perfectas para nadar, sobre todo si las garras planas de los anchos pies traseros contaban con una membrana que los convertía en palmeados, como creen los investigadores. La mandíbula larga y estrecha y los dientes lisos y cónicos similares a los del cocodrilo serían una trampa mortal para los peces, y los hoyos del morro es probable que tuvieran algún tipo de sensor de presión para detectar presas en aguas turbias.