Galería de fotos

Fotos del reportaje: Cuando Yellowstone estalle

Yellowstone erupcionó por última vez hace 640.000 años. En el futuro, está por ver. Las fotografías, de Mark Thiessen.

1 / 7

1 / 7

YELLOWSTONE1

YELLOWSTONE1

La nieve fundida y el agua de lluvia, calentadas a cientos de metros de profundidad, salen despedidas del géiser Sawmill, alcanzando seis metros de altura. Los restos endurecidos de viejas coladas de lava cubren la mayor parte de la zona.

Mark Thiessen

2 / 7

YELLOWSTONE2

YELLOWSTONE2

Una imagen en infrarrojos del géiser Pump en acción revela la sangre bullente de la Tierra. Las zonas blancas hierven a unos 100 ºC. El azul corresponde al frío invernal.

Mark Thiessen

3 / 7

YELLOWSTONE3

YELLOWSTONE3

El agua rica en sílice fluye como oro líquido hacia el río Firehole. La decoloración está causada por un fina película de bacterias amantes de las altas temperaturas, que obtienen energía del manantial caliente.

Mark Thiessen

4 / 7

YELLOWSTONE4

YELLOWSTONE4

Una imagen infrarroja del manantial del río Firehole revela una gradación térmica que va del blanco ardiente y el rojo caliente hasta los tibios verde y amarillo, y el frígido azul.

Mark Thiessen

5 / 7

YELLOWSTONE5

YELLOWSTONE5

El géiser Pump hierve y borbotea sobre un fondo de fríos azules, en esta fotografía infrarroja. Los frecuentes terremotos sacuden las «tuberías» de las fuentes termales de Yellowstone e impiden que los depósitos minerales las obstruyan.

Mark Thiessen

6 / 7

YELLOWSTONE6

YELLOWSTONE6

A modo de espectacular advertencia de la naturaleza inestable de la corteza terrestre, el Old Faithful («Viejo Fiel») levanta una columna de 55 metros de altura, hacia el cielo de finales del invierno. Alrededor de 100.000 accidentes hidrotérmicos, entre ellos más de 300 géiseres, burbujean y silban en el parque.

Mark Thiessen

7 / 7

YELLOWSTONE7

YELLOWSTONE7

Una sola erupción del Old Faithful («Viejo Fiel») libera más de 32.000 litros de agua hirviendo. A través de los años, pequeños temblores de tierra en los alrededores han alterado el horario del géiser y han hecho que su espectáculo, que antes se repetía regularmente una vez por hora, se vuelva un poco menos frecuente y menos predecible. Actualmente los turistas pueden admirarlo cada 90 minutos aproximadamente.

Mark Thiessen

10 de agosto de 2009

Debajo del parque de Yellowstone, una monstruosa pluma de roca caliente levanta la tierra y la hace temblar. Las pasadas erupciones tuvieron una potencia comparable a la de mil montes Saint Helens. El futuro es imprevisible.