Foodini: impresión 3D de comida

comida

comida

¿Qué, nos imprimimos una pizza para la cena? ¿O mejor unos raviolis? Foodini, un producto desarrollado por la empresa Natural Machines, ubicada en Barcelona, puede hacer esto y mucho más. «Se trata de una impresora 3D de comida, en la que el usuario introduce los productos frescos dentro de unas cápsulas reutilizables, capaz de cocinar un amplio abanico de alimentos, tanto dulces como salados», dice Lynette Kucsma, al frente de esta iniciativa.

Foodini es un dispositivo conectado a Internet. Dispone de una pantalla táctil en su parte frontal desde la cual se gestiona la impresión de los alimentos. «Una vez elegida la receta que se desea imprimir, cosa que se puede hacer también desde otro dispositivo en red, como una tablet o un ordenador portátil, Foodini indica los ingredientes que se deben colocar en las distintas cápsulas. Luego ya se le puede dar la orden de que se ponga a trabajar», explica Kucsma. Algunos platos, como las galletas, se imprimen en cuestión de minutos. Otros pueden tardar 20 minutos o media hora, dependiendo de la complejidad de la receta y, por supuesto, del número de comensales. «Creemos que Foodini puede ayudar a comer más sano, porque promociona el uso de productos frescos y ofrece una manera fácil de prepararlos», puntualiza. Foodini realiza la parte más laboriosa del proceso de elaboración de un plato, que es lo que a menudo disuade a la gente que tiene poco tiempo para cocinar o falta de ganas de hacerlo y acaba optando por alimentarse a base de comida preparada. En pocos meses estará ya a la venta en su web: www.naturalmachines.com