Geología

El gran deshielo de Groenlandia

artico

artico

Cada verano la mitad de la capa de hielo más superficial de Groenlandia se derrite de forma natural a causa de la alta exposición solar de ese terreno. Pero durante el pasado mes de julio ha tenido lugar un deshielo sin precedentes que supera todas las anteriores mediciones realizadas desde hace más de 30 años. De hecho, un deshielo de estas características, que ha afectado incluso la parte central de Groenlandia, no se producía desde 1889. Así lo han constatado expertos de la NASA y de varias universidades norteamericanas tras estudiar las observaciones sistemáticas hechas por tres satélites independientes. Lo más curioso es que mientras que el día 8 de julio los datos indicaban un deshielo superficial del 40 % de la superficie groenlandesa, apenas cuatro días después el 97 % de esa cubierta se había fundido. Aunque la primera reacción de los científicos fue de incredulidad, posteriores análisis de los datos corroboraron que, efectivamente, solo el 3 % de esa capa helada había subsistido. Se da la circunstancia de que el 16 de julio se desprendió de Groenlandia un enorme iceberg de 120 kilómetros cuadrados de superficie que viaja a la deriva, con el peligro que supone para las plataformas petrolíferas de la zona. Parece ser que este gran deshielo puede estar vinculado a una masa de aire cálido que empezó a afectar a Groenlandia a finales del mes de mayo y que no se disipó hasta mediados de julio. En los próximos veranos los investigadores seguirán atentamente la evolución de la masa de hielo de la zona. Si el fenómeno se repitiera, podría significar el inicio de un proceso de cambio cuyas consecuencias son difíciles de predecir. –NGM-E

 

Foto: PM (Universidad Politécnica de Madrid)