El ciclo del tornado

tornado

tornado

En los últimos seis decenios el número de jornadas en las que al menos un tornado toca tierra en Estados Unidos ha disminuido, un dato que extrañaba al climatólogo James Elsner. «Sabemos que la atmósfera es cada vez más cálida y húmeda –dice–, así que lo esperable sería notar alguna huella del cambio climático en la actividad de los tornados.» Elsner y sus colegas de la Universidad Estatal de Florida identificaron esa huella: los días en que sí se producen tornados tiende a haber muchos más que antes.

Antiguamente era raro que en una sola jornada se registrasen 32 o más torbellinos diferentes; desde 2001 no pasa un año sin alguna de estas jornadas intensivas. «Si la atmósfera está ganando eficacia a la hora de generar tornados», advierte Elsner, más sectores de la población tendrán que estar atentos cuando se emitan avisos de tormenta.