Astronomía

Diez años de Envisat

El "vigilante espacial" ha dado ya más de 50.000 vueltas alrededor de la Tierra

envisat

envisat

27 de abril de 2012

Hace ya una década que el satélite Envisat, de la Agencia Espacial Europea, orbita alrededor de la Tierra evaluando de forma continua diversos parámetros medioambientales. El 1 de marzo de 2002 despegó del Puerto Espacial Europeo en Kourou, en la Guayana Francesa, este satélite de ocho toneladas de peso, y aunque en un principio debía estar en funcionamiento durante cinco años, lleva ya el doble de tiempo aportando valiosos datos científicos gracias a su instrumental, constituido por diez instrumentos ópticos y un radar. Con ellos observa y monitoriza constantemente la superficie terrestre, con sus océanos y campos de hielo, y la atmósfera de nuestro planeta para controlar principalmente fenómenos relacionados con el calentamiento global, el grado de la contaminación atmosférica y los riesgos de desastres naturales, como fue la erupción del volcán submarino en aguas de la isla canaria del Hierro (en la imagen).

 

Los datos más recientes del Envisat han puesto de relieve una vez más el elevado ritmo del retroceso de los hielos en la Antártida, donde la secuencia de imágenes enviadas por el satélite desde 2002 evidencia que la barrera de Larsen, tras perder 3.200 kilómetros cuadrados de masa en 2002 en una de sus tres secciones, ha sufrido una merma de casi 1.800 kilómetros cuadrados más a lo largo de estos últimos diez años. Sin duda, el vigilante espacial ha hecho un gran trabajo. Los datos que ha recabado han generado más de 2.000 artículos científicos. El pasado 8 de abril la ESA perdió el contacto con el Envisat, pero el satélite francés Pléyades logró fotografiarlo hace pocos días. Todo parece indicar que sigue funcionando correctamente, y si se recupera la comunicación, se prevé que siga haciéndolo hasta el año que viene. Su sucesor, el Sentinel, ya está a punto para relevar al veterano en 2013. –Eva van den Berg

 

Foto: ESA