Artilugio antitiburón

tiburon

tiburon

18 de noviembre de 2014

Algunas de las últimas innovaciones en ropa playera tienen más que ver con la seguridad que con la moda. Para prevenir los ataques de tiburones, se han popularizado entre bañistas y surferos unos dispositivos portátiles que generan un pequeño campo eléctrico que repele a los escualos.
El aparato (que se lleva alrededor del tobillo o incrustado en la tabla de surf) aleja al tiburón sin ocasionarle ningún daño. Sus impulsos eléctricos perturban los pequeños sensores del hocico con los que los tiburones detectan el débil campo eléctrico emitido por las presas vivas. Esta tecnología se ha usado con tiburones de puntas negras y de aleta negra, y con el gran tiburón blanco, el más peligroso. «De ese sí debemos protegernos», dice el biólogo George Burgess. Investigar en mar abierto con grandes depredadores plantea sus desafíos. Para empezar, dar con alguien que se preste a ser carne de ensayo.