Amor plutónico

Nueve apuntes breves sobre el que fuera el noveno planeta.

pluton1

pluton1

10 de julio de 2015

 1) ¿Qué tamaño tiene en realidad el pequeño Plutón?
Los científicos calculan que mide unos 2.300 kilómetros de diámetro, pero su atmósfera y la enorme distancia que lo separa de la Tierra impiden una medición más precisa. La New Horizons debería darnos la respuesta.

2) Período de rotación
En Plutón, el sol sale por el oeste y se pone por el este, aproximadamente una vez por semana terrestre. Esto es así porque Plutón gira en sentido contrario a la Tierra y su rotación es muy lenta.

3) Una mota en el espacio
El tamaño de Plutón es dos tercios el de nuestra Luna. Sus cinco satélites conocidos lo rodean en órbitas concéntricas, muy próximas entre sí. Entre la Tierra y la Luna cabrían tres sistemas como el de Plutón, puestos uno junto a otro.

4) ¿Por qué no es un planeta?
Según decisión de 2006 de la Unión Astronómica Internacional, los planetas del sistema solar son esféricos, giran alrededor del Sol y tienen suficiente atracción gravitatoria para despejar de restos la mayor parte de su órbita. A menos que se elimine este último requisito, Plutón continuará siendo un planeta enano.

5) Censo celeste
Estudiando placas fotográficas del cielo a lo largo de 14 años, Clyde Tombaugh, el descubridor de Plutón, avistó 29.500 galaxias, casi 4.000 asteroides (775 de ellos nuevos) y por lo menos un cometa nuevo.

6) Valiosa carga
Hay nueve «polizones» a bordo de la New Horizons, entre ellos un vial con las cenizas de Tombaugh, dos banderas de Estados Unidos, un sello postal estadounidense con un texto que ahora resulta irónico («Plutón: aún inexplorado») y una moneda de 25 centavos acuñada por el estado de Florida, entregada por el gobernador Jeb Bush al investigador jefe Alan Stern.

7) ¿Qué importa un nombre?
Venetia Burney, la niña inglesa de 11 años que sugirió el nombre de «Plutón», no fue la primera de su familia en bautizar un objeto astronómico. Su tío abuelo Henry Madan puso nombre a las lunas marcianas Deimos y Fobos. Venetia nunca admitió que la gente pensase que se había inspirado en Pluto, el perro de Walt Disney (en inglés «Plutón» se dice Pluto). De hecho, aunque el perro hizo su primera aparición en 1930, no recibió el nombre de Pluto hasta mayo de 1931, un año después de que Burney bautizara el planeta. «Mi honor queda a salvo», cuentan que bromeaba.

8) Atasco
Hubo un momento de duda respecto al nombre de Plutón por un laxante muy popular en la época en Estados Unidos llamado Pluto Water («agua de Plutón»). «Cuando la naturaleza dice no, Plutón dice sí», rezaba el anuncio.

9) Más rápida que una bala
En 2007 la New Horizons aprovechó la asistencia gravitacional de Júpiter para alcanzar una velocidad máxima de 83.000 kilómetros por hora. Tiene combustible suficiente para seguir viajando más allá de Plutón y el cinturón de Kuiper.