Ciencia

Agujas contra el estrés

rata

rata

Agujas contra el estrés A las ratas les gustan las sombras. Esta afición por los lugares oscuros dio una idea a la fisióloga Ladan Eshkevari: indujo a varios ejemplares a construir su nido en la punta de un calcetín, un lugar donde los roedores se sentían seguros. Las patas traseras de las ratas quedaban al descubierto, permitiendo a la científica acceder a un importante punto de acupuntura situado justo debajo de la rodilla, el zusanli (que en chino mandarín significa «tres distancias del pie»), punto utilizado en el tratamiento de diversas dolencias como el estrés.

Los roedores sometidos a acupuntura produjeron niveles menores de neuropéptido Y, un neurotransmisor cuyos niveles aumentan en ratas estresadas. Se trata de una de las primeras pruebas moleculares que evidencian que la acupuntura reduce el estrés.

El calcetín acabó hecho polvo, ya que fue compartido por todas las ratas sometidas a la prueba, atraídas por el olor de sus congéneres, un aroma que también les generaba seguridad. «Al final del experimento el pobre calcetín tenía un aspecto desastroso», cuanta Eshkevari. —Juli Berwald

Foto: Aqua Press / Sunset / Gtres