Unos fósiles de Canadá revelan el aspecto de una antigua criatura marina

La nueva especie, que vivió hace 508 millones de años, tenía un aspecto espeluznante: pinzas delanteras con apariencia de abrelatas y mandíbulas aserradas para despedazar a sus presas

1 / 8

1 / 8

tokummia1. Reconstrucción en 3D

Reconstrucción en 3D

Reconstrucción en 3D de la nueva especie Tokummia katalepsis.

Ilustración: Lars Fields / University of Toronto

2 / 8

tokummia2. Caparazón bivalvo

Caparazón bivalvo

Fósil de la especie Tokummia katalepsis, cuyo cuerpo aparece cubierto por un caparazón bivalvo.

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

3 / 8

tokummia3. Nadador ocasional

Nadador ocasional

El depredador Tokummia, de más de diez centímetros de longitud, vivía en un mar tropical y era un nadador ocasional, aunque probablemente prefería arrastrarse por el fondo marino, como las langostas y los estomatópodos actuales.

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

4 / 8

tokummia4. Aspecto espeluznante

Aspecto espeluznante

Tokummia katalepsis tenía pinzas delanteras con apariencia de abrelatas, mandíbulas aserradas, un cuerpo segmentado cubierto por un caparazón bivalvo, numerosas patas, apéndices posteriores utilizados para nadar o para respirar y una cola bifurcada.

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

5 / 8

tokummia5. Herramientas revolucionarias

Herramientas revolucionarias

"Desgarraba a sus presas con las extremidades espinosas que tenía en la base del cuerpo, mientras que las mandíbulas seguramente eran unas herramientas revolucionarias para cortar la carne en pedazos pequeños y fácilmente digeribles", explica Cédric Aria, de la Universidad de Toronto

Imagen: D. Dufault / University of Toronto

6 / 8

tokummia6. Reconstrucción en 3D

Reconstrucción en 3D

Reconstrucción en 3D de la especie Tokummia katalepsis.

Ilustración: Lars Fields / University of Toronto

7 / 8

tokummia7. Yacimiento paleontológico

Yacimiento paleontológico

Los fósiles han sido descubiertos cerca del cañón de Mármol, en el Parque Nacional Kootenay, en Canadá

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

8 / 8

tokummia8. Yacimiento paleontológico

Yacimiento paleontológico

Los fósiles de Tokummia katalepsis, recopilados en 2014, arrojan luz sobre el origen de los mandibulados.

Foto: courtesy of Jean-Bernard Caron / University of Toronto

Alec Forssmann

27 de abril de 2017

Los escorpiones marinos atacaban a sus presas gracias a su asombrosa flexibilidad lateral

Más información

Así atacaban a sus presas los escorpiones marinos

Unos fósiles descubiertos cerca del cañón de Mármol, en el Parque Nacional Kootenay, en Canadá, han revelado la existencia de una criatura marina que vivió hace 508 millones de años, aproximadamente durante la explosión cámbrica, un período de cambios evolutivos rápidos en el que, según el registro fósil, aparecieron los principales grupos de animales complejos. La nueva especie, denominada Tokummia katalepsis por los investigadores, tenía un aspecto espeluznante: pinzas delanteras con apariencia de abrelatas, mandíbulas aserradas, un cuerpo segmentado cubierto por un caparazón bivalvo, numerosas patas, apéndices posteriores utilizados para nadar o para respirar y una cola bifurcada.

"Creemos que las pinzas de Tokummia eran demasiado frágiles para manipular animales con caparazón y probablemente estaban mejor adaptadas para capturar presas blandas de tamaño considerable, quizá mientras se escondía en el lodo. Las desgarraba con las extremidades espinosas que tenía en la base del cuerpo, mientras que las mandíbulas seguramente eran unas herramientas revolucionarias para cortar la carne en pedazos pequeños y fácilmente digeribles", explica Cédric Aria, de la Universidad de Toronto, el principal autor del estudio sobre la nueva especie, publicado en Nature. Los fósiles de Tokummia katalepsis, recopilados en 2014, arrojan luz sobre el origen de los mandibulados, el grupo de organismos más abundante y diverso de la Tierra, al cual pertenecen las moscas, las hormigas, los cangrejos de río o los ciempiés.