La superluna del 14 de noviembre será la más espectacular desde 1948

El momento exacto en que la Luna se verá más grande y brillante de lo habitual se producirá a las 14:52 (hora peninsular española) y no se volverá a ver así hasta el 25 de noviembre de 2034

Superluna de 2014

Superluna de 2014

Una superluna, o luna llena en período de perigeo, fotografiada el 10 de agosto de 2014 en Washington, en Estados Unidos. La superluna ocurre cuando la Luna, en su órbita elípitica, se encuentra en su perigeo, o lo más cerca posible de la Tierra, y a la vez está llena.

Foto: NASA / Bill Ingalls

6 de noviembre de 2016

Las mejores imágenes de la superluna de noviembre de 2016

Más información

Las mejores fotos de la superluna en todo el mundo

Si el tiempo lo permite, el lunes 14 de noviembre podremos contemplar un fenómeno conocido como superluna, un término acuñado en 1979 por el astrólogo norteamericano Richard Nolle para referirse al momento en que la Luna, en sus fases de luna nueva y luna llena, se encuentra en su punto más cercano a la Tierra, pues el satélite describe una órbita elíptica alrededor del planeta. El momento exacto en que la Luna se verá más grande y brillante de lo habitual se producirá a las 14:52 (hora peninsular española), que obviamente será de día en España, pero igualmente se podrá apreciar durante la noche previa y la posterior.

¿Cómo colonizaremos Marte?

Más información

¿Cómo colonizaremos Marte?

"La luna llena del 14 de noviembre no es sólo la luna llena más cercana de 2016, sino también la luna llena más cercana hasta la fecha en el siglo XXI. La luna llena no se volverá a ver tan cerca de la Tierra hasta el 25 de noviembre de 2034", explica la NASA. "Una superluna o una luna llena en su perigeo puede llegar a ser un 14% más grande y un 30% más luminosa que una luna llena en su apogeo", añade el comunicado. La última vez en que la Luna estuvo tan cerca de la Tierra fue el 26 de enero de 1948, hace casi setenta años. Por otro lado, la superluna del próximo 14 de diciembre destaca porque "va a reducir la visión de la lluvia de meteoros de las Gemínidas", según la NASA.