El Spinosaurus, el dinosaurio carnívoro más grande del mundo, en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona

El Museu Blau de Barcelona acogerá hasta finales de marzo de 2017 la exposición del Spinosaurus, el gigante perdido del Cretácico

1 / 7

1 / 7

Reproducción del Spinosaurus en Barcelona

Reproducción del Spinosaurus en Barcelona

Una de las características que más llama la atención del gigantesco Spinosaurus es su enorme aleta dorsal. Además es el único dinosaurio conocido adaptado a la vida acuática. Nadaba por los ríos del norte de África hace miles de años, en una región habitada por grandes herbívoros y peces enormes de los que se alimentaba.

Foto: Josep María de Llobet

2 / 7

Un dinosaurio en las puertas del Museu Blau

Un dinosaurio en las puertas del Museu Blau

El Spinosaurus es el primer dinosaurio adaptado para nadar que se conoce hasta el momento y el carnívoro más grande del que se tiene noticia. Esta recreación forma parte de una muestra que National Geographic ha llevado a cabo en colaboración con la Universidad de Chicago y que podrá visitarse en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona (Museu Blau) hasta marzo de 2017.

Foto: Josep María de Llobet

3 / 7

montaje spinosaurus barcelona 1. Montaje del Spinosaurus en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona

Montaje del Spinosaurus en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona

La exposición «Spinosaurus,el gigante perdido del cretácico» puede verse en el Museu Blau de Barcelona, entre el 12 de julio y el 26 de marzo de 2017.

Foto: Museo de Ciencias Naturales de Barcelona

4 / 7

Un dinosaurio acuático fuera de su hábitat

Un dinosaurio acuático fuera de su hábitat

Gracias a las nuevas técnicas digitales y a un estudio exhaustivo de los restos encontrados, los investigadores han podido reconstruir este gigantesco dinosaurio que fascina a los paleontólogos.

Foto: Josep María de Llobet

5 / 7

Unboxing del Spinosaurus

Unboxing del Spinosaurus

Momento del desembalaje de los restos necesarios para montar la reconstrucción a tamaño real del esqueleto del Spinosaurus que podrá verse hasta marzo de 2017 en Barcelona.

Foto: Museo de Ciencias Naturales de Barcelona

6 / 7

montaje spinosaurus barcelona 2. El complicado montaje del Spinosaurus

El complicado montaje del Spinosaurus

Varios operarios montan el Spinosaurus en las entrañas del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona.

 

 

 

Foto: Museo de Ciencias Naturales de Barcelona

7 / 7

montaje spinosaurus barcelona 3. El enorme Spinosaurus en detalle

El enorme Spinosaurus en detalle

Detalle de la reconstrucción a tamaño real del gigantesco Spinosaurus que podrá verse en Barcelona, el dinosaurio carnívoro más grande descubierto hasta el momento.

Foto: Museo de Ciencias Naturales de Barcelona

11 de julio de 2016

Sorteo de entradas para la exposición Spinosaurus en Barcelona

Más información

Sorteo de entradas para la exposición Spinosaurus en Barcelona

Jamás un dinosaurio tan grande, incluso más que el célebre T-rex, había visitado Barcelona. Con unos 15 metros de largo y 6,8 toneladas de peso, su descubrimiento se remonta a 1912, cuando el paleontólogo alemán Ernst Stromer halló un enorme esqueleto en un lugar no determinado del desierto del Sahara egipcio y lo llamó Spinosaurus aegyptiacus. Aquellos restos fueron a parar al Museo de Múnich pero, en plena Segunda Guerra Mundial, un ataque aéreo aliado los destruyó en gran parte. Muchos años después, el paleontólogo Nizar Ibrahim, Explorador Emergente de National Geographic, quiso indagar en los hallazgos de aquel desparecido colega.

Tras una exhaustiva investigación viajó a Erfoud, en Marruecos, donde un beduino le vendió una caja llena de restos fósiles que parecían de dinosaurio. Más tarde, en el Museo de Milán, Ibrahim cotejó esos fósiles con unos fragmentos de un esqueleto de un gran dinosaurio que habían sido proporcionados por un tratante de fósiles: resultaron ser iguales a los que él tenía en esa caja. Poco a poco pudo deducir qué tenía entre manos: los restos de un esqueleto de Spinosaurus mucho más completo que el encontrado por Stromer. Tras muchas pesquisas averiguó dónde estaba el yacimiento original, y junto al también Explorador de la Sociedad Paul Sereno, viajaron allí para completar las piezas del puzle. El enorme Spinosaurus, con un cráneo parecido al de un cocodrilo y cortas patas traseras, vivió en el cretácico hace 95 millones de años y llevaba una vida semiacuática. La reconstrucción del enorme reptil fue vista por vez primera en la sede de National Geographic en Washington, D.C. Ahora, tras su paso por Milán y Berlín, recala en el Museo de Ciencias Naturales –el Museu Blau– de Barcelona.

No te pierdas la presentación del Spinosaurus en el siguiente vídeo: