Prueban en humanos la técnica de edición genética CRISPR para curar el cáncer

Un equipo de oncólogos de la Universidad de Sichuan, China, ha inyectado células modificadas genéticamente a un enfermo de cáncer de pulmón

Ilustración del ADN

Ilustración del ADN

17 de noviembre de 2016

Nace el primer humano con 3 padres genéticos

Más información

Nace el primer humano con 3 padres genéticos

La revolucionaria tecnología de edición genética CRISPR-Cas9 (Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats, o repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas) ha revolucionado el estudio del ADN y podría hacer lo propio con el tratamiento de numerosas enfermedades, desde el dengue hasta el cáncer. Por primera vez los científicos pueden alterar, borrar o reorganizar el ADN de cualquier organismo vivo, incluida nuestra especie.

Empleando modelos animales, investigadores de laboratorios de todo el mundo ya han utilizado la técnica CRISPR para corregir importantes defectos genéticos, entre ellos las mutaciones causantes de la distrofia muscular y de la fibrosis quística, y para acabar con el virus de la hepatitis B. Recientemente, varios equipos han usado esta técnica incluso para intentar eliminar el VIH del ADN de células humanas o para modificar células tumorales en el laboratorio para probar diversos fármacos. Sin embargo, hasta ahora aún no se había utilizado para tratar directamente la enfermedad.

El pasado día 28 de octubre un equipo de investigadores liderado por el oncólogo Lu You, de la Universidad de Sichuan en la provincia china de Chengdu probó por primera vez en humanos esta técnica de edición genética para el tratamiento contra el cáncer, según informa la revista Nature. Los investigadores inyectaron a un paciente glóbulos blancos modificados genéticamente y esperan obtener los primeros resultados en medio año.

Gemelos: tan iguales, tan distintos

Más información

Gemelos: tan iguales, tan distintos

En concreto, el equipo médico desactivó la proteína PD-1, que impide que los glóbulos blancos ataquen a otras células del organismo. Lu You espera que las nuevas células modificadas genéticamente ataquen a las cancerosas y ayuden a curar la enfermedad. La principal duda a corto plazo radica en posibles efectos secundarios del tratamiento, ya que los científicos desconocen si las células modificadas atacarán sólo a las cancerígenas o también afectarán a las sanas. Según Lu You, la primera fase del tratamiento fue 'sobre ruedas' y el individuo recibirá una segunda inyección. El equipo probará la técnica con nueve pacientes más que serán monitorizados durante seis meses para comprobar la seguridad y viabilidad del tratamiento.