La primera foto de la Tierra desde el espacio fue tomada hace 70 años

La histórica fotografía en blanco y negro, tomada desde un cohete V2, muestra claramente la curvatura de la Tierra desde el espacio

Curvatura de la Tierra

Curvatura de la Tierra

Fotografía tomada con una cámara cinematográfica desarrollada por Clyde Holliday, un ingeniero del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, que murió en 1982 a los setenta años de edad.

Foto: White Sands Missile Range / The Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory

Alec Forssmann

24 de octubre de 2016

Las mejores fotos históricas de la Tierra desde el espacio

Más información

Las mejores fotos históricas de la Tierra desde el espacio

La primera fotografía de la Tierra desde el espacio exterior fue tomada el 24 de octubre de 1946, hace setenta años. La cámara de 35 mm, instalada en un cohete V2, fue desarrollada por el ingeniero Clyde Holliday, quien cuatro años después escribió en National Geographic que "así se les aparecería la Tierra a unos visitantes de otro planeta que llegaran en una nave espacial".

El Explorer II, un globo estratosférico desarrollado por National Geographic Society y el Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos, había tomado anteriormente las fotografías más elevadas, a unos 22.000 metros de altura. La cámara de Holliday superó los 100.000 metros de altura.

El cohete V2 fue lanzado el jueves 24 de octubre de 1946 desde White Sands Missile Range, una instalación militar situada en Nuevo México, en Estados Unidos. La cámara con película de cine fue depositada en una caja blindada instalada en el morro del cohete y fue recuperada a salvo unas horas después, donde se estrelló la aeronave. La histórica fotografía en blanco y negro muestra claramente la curvatura de la Tierra desde el espacio.

La cámara desarrollada por el ingeniero Clyde Holliday superó los 100.000 metros de altura

El V2 fue el primer misil balístico, utilizado por la Alemania nazi en los años cuarenta. Era un arma de represalia de los nazis, las denominadas Vergeltungswaffen, creadas por los nazis como venganza por los bombardeos aliados sobre las ciudades alemanas. Estados Unidos, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, reclutó a los mejores especialistas alemanes en tecnología de misiles y cohetes y utilizó estos artefactos para explorar la atmósfera superior y también con fines militares.