Primera detección de luz en un evento de ondas gravitacionales

El histórico evento ocurrió el pasado 17 de agosto como consecuencia de la colisión de dos estrellas de neutrones en la galaxia NGC 4993

17 de octubre de 2017

Por primera vez se ha detectado una explosión de luz asociada a un evento de ondas gravitacionales, ocasionado por la colisión de dos estrellas de neutrones, según informaron ayer la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Jet Propulsion Laboratory de la NASA. La fusión de las dos estrellas de neutrones ha ocurrido en la galaxia NGC 4993, situada en la constelación Hidra y a unos 130 millones de años luz de la Tierra. "Se trata de un descubrimiento histórico porque por primera vez revela la existencia tanto de ondas gravitacionales como de una luz extremadamente energética, procedentes de una misma fuente cósmica", expresa Erik Kuulkers, un científico del proyecto Integral de la ESA.

Un destello de rayos gamma iluminó el espacio durante casi dos segundos

Los dos detectores de LIGO, en los estados norteamericanos de Luisiana y de Washington, han captado hasta ahora cuatro eventos de ondas gravitacionales desde septiembre de 2015, originados por parejas de agujeros negros que giraban entre sí. El quinto evento es el que se anunció ayer, ocurrido el pasado 17 de agosto como consecuencia de la colisión de dos estrellas de neutrones: un destello de rayos gamma iluminó el espacio durante casi dos segundos y fue registrado por el satélite Integral de la ESA y por el satélite Fermi de la NASA. Hasta ahora se creía que las fusiones de estrellas de neutrones podían ser la fuente de brotes de rayos gamma, pero no había observaciones concluyentes al respecto.

Agujeros negros Estrellas Física NASA Agencia Espacial Europea
Outbrain