El primer vuelo transatlántico solar aterriza en España

El objetivo de Solar Impulse es demostrar la viabilidad de las tecnologías limpias y el potencial de las energías renovables

1 / 6

1 / 6

En pleno vuelo

En pleno vuelo

El avión Solar Impulse en un momento de la travesía de más de 6.000 kilómetros entre Nueva York y Sevilla.

Foto: Solar Impulse

2 / 6

Máxima expectación

Máxima expectación

El aterrizaje del avión solar provocó una gran expectación en el aeropuerto sevillano.

Foto: Solar Impulse

3 / 6

Ruta de Nueva York a Sevilla

Ruta de Nueva York a Sevilla

Ruta exacta entre Nueva York y Sevilla del avión solar Solar Impulse

Foto: Solar Impulse

4 / 6

Los dos pilotos oficiales de Solar Impulse

Los dos pilotos oficiales de Solar Impulse

Bertrand Piccard y André Borschberg tras el aterrizaje del primero en Sevilla.

Foto: Solar Impulse

5 / 6

Bertrand Piccard preparándose en Nueva York para el despegue

Bertrand Piccard preparándose en Nueva York para el despegue

Bertrand Piccard fue el piloto encargado de lograr la hazaña de cruzar el Atlántico en el avión Solar Impulse sin gastar combustible.

Foto: Solar Impulse

6 / 6

Aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Sevilla

Aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Sevilla

El avión Solar Impulse aterrizando en el sur de España.

Foto: Solar Impulse

El objetivo de Solar Impulse es demostrar la viabilidad de las tecnologías limpias y el potencial de las energías renovables

A las 7:38 h de la mañana hora local aterrizaba Solar Impulse en el aeropuerto de Sevilla tras un vuelo histórico de más de 71 horas. Después de recorrer 6.765 kilómetros que separan Nueva York de la capital andaluza el enorme avión solar ha tomado tierra marcando un hito en la historia de la aviación y las energías renovables.

Y es que en el vuelo no se ha consumido ni una gota de combustible. Simplemente con la energía recogida por los paneles solares que recubren la parte superior de sus alas el avión ha conseguido volar tanto de día como de noche.

El 'viejo' mundo es aquel de aparatos ineficientes y contaminantes que agotan los recursos de la Tierra. El 'nuevo' mundo es el de las tecnologías modernas y limpias

Como explicaba el propio piloto que ha logrado la hazaña, Bertrand Piccard, iniciador y Presidente de Solar Impulse, “el Atlántico siempre ha puesto de manifiesto la transición entre el ‘viejo’ y el ‘nuevo’ mundo. Pero si bien estos mundos solían ser continentes geográficos, hoy día son maneras de pensar. El 'viejo' mundo es aquel de aparatos ineficientes y contaminantes que agotan los recursos de la Tierra. El 'nuevo' mundo es el de las tecnologías modernas y limpias, que pueden reducir a la mitad el consumo mundial de energía, ahorrar recursos naturales y mejorar nuestra calidad de vida. Con este vuelo transatlántico, nuestro objetivo es inspirar la adopción de tecnologías limpias en todas partes”.

Por su parte, André Borschberg, Director, Cofundador y Piloto de Solar Impulse apuntaba, "inicialmente la industria de la aviación nos dijo que era imposible construir un avión tal, pero considerábamos que sería posible lograrlo gracias a las tecnologías de nuestros socios. El año pasado demostramos que se podía volar casi perpetuamente, y ahora lo hemos confirmado con este vuelo transatlántico, demostrando de nuevo que el cambio es posible cuando se adopta una actitud adecuada y no tememos traspasar nuestros propios límites”.

Reporte de vuelo:

Ruta: John F. Kennedy International Airport, (Nueva York) a Aeropuerto Internacional de Sevilla.
Piloto: Bertrand Piccard.
Despegue: 2:30 am hora local de Nueva York del 20 junio 2016 (6:30 am UTC del 20 de junio de 2016) Aterrizaje: 7:38 am hora local de Sevilla, España del 23 de junio de 2016 (5:38am UTC del 23 de Junio de 2016).
Tiempo de vuelo: 71 horas y 8 minutos.
Altitud máxima alcanzada: 28'000 pies (8'534 m).
Velocidad media: 59 mph (95,10 km/h).
Distancia de vuelo: 6,765 km (4,203 millas).