Oviraptorosaurios gigantes: ¿cómo incubaban sus huevos sin aplastarlos?

Oviraptorosaurios gigantes: ¿cómo incubaban sus huevos sin aplastarlos?

Un estudio publicado en 'Biology Letters' demuestra que los oviraptorosaurios gigantes aligeraban su peso en una abertura central, reduciendo o eliminando la carga sobre los huevos

1 / 3
incubaciondinosaurios1. Nidada de oviraptorosaurio

1 / 3

Nidada de oviraptorosaurio

Nidada de oviraptorosaurio del oogénero Elongatoolithus, del Museo de Ganzhou, en China.

Foto: Ganzhou Museum / Kohei Tanaka

incubaciondinosaurios2. Gran abertura central

2 / 3

Gran abertura central

Gran abertura central en una nidada de oviraptorosaurio del oogénero Macroelongatoolithus, del Museo Geológico de Henán, en China.

Foto: Henan Geological Museum / Kohei Tanaka

incubaciondinosaurios3. Incubación de huevos

3 / 3

Incubación de huevos

Ilustraciones que representan la incubación de huevos en los oviraptorosaurios: las pequeñas especies (a) se sentaban sobre los huevos, mientras que las especies gigantes (b) reposaban sobre la abertura central de la nidada de huevos. Las ilustraciones han sido realizadas por Mr. Masato Hattori.

Ilustración: Masato Hattori

Oviraptorosaurios gigantes: ¿cómo incubaban sus huevos sin aplastarlos?

La incubación en casi todas las aves existentes, el acto de sentarse sobre los huevos para calentarlos y que se desarrollen los embriones, es un comportamiento que probablemente evolucionó por primera vez en los dinosaurios terópodos no aviares. Asimismo, los pájaros de hoy en día usan la misma pose para camuflar sus huevos o para protegerlos de los elementos; una serie de evidencias que demuestra que las aves evolucionaron de los dinosaurios. Un estudio publicado recientemente en Biology Letters, firmado por Kohei Tanaka y otros autores, examina diferentes nidadas (la nidada es el conjunto de los huevos puestos en el nido) de oviraptorosaurios (dinosaurios emplumados) de diferente tamaño corporal "con el fin de comprender el posible efecto del tamaño corporal en el comportamiento de incubación", señalan los investigadores.

Los huevos de los dinosaurios tardaban hasta seis meses en eclosionar

Más información

Los huevos de los dinosaurios tardaban hasta seis meses en eclosionar

La porosidad de las cáscaras de huevo fosilizadas indica que los huevos de los oviraptorosaurios estaban al descubierto en el nido y las nidadas consistían en una organización radial, como si fueran los radios de una bici, y en una configuración en forma de anillo, pero (y aquí está lo más importante del estudio) la morfología de la nidada variaba en el siguiente aspecto: la abertura central era pequeña o prácticamente inexistente en las especies más pequeñas, era considerablemente más grande en las especies grandes y ocupaba la mayor parte de la zona del nido en las especies gigantes. "Nuestros resultados sugieren que los oviraptorosaurios más pequeños probablemente se sentaban directamente sobre los huevos y, cuanto mayor era el tamaño corporal, probablemente aligeraban el peso en la abertura central, reduciendo o eliminando la carga sobre los huevos, pero posiblemente permitiendo algún contacto durante la incubación en las especies gigantes", afirman los autores. Esta adaptación, no observable en las aves, "parece que eliminaba las restricciones causadas por el tamaño corporal en el comportamiento de incubación de los oviraptorosaurios gigantes", concluyen.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?