Más del 90% de la población mundial respira aire contaminado

Según la OMS, la mala calidad del aire podría causar en todo el mundo más de 6,5 millones de muertes al año

Máscaras en el día a día

Máscaras en el día a día

Foto: AP

28 de septiembre de 2016

 Los buitres nos advierten de la contaminación ambiental

Más información

Los buitres nos advierten de la contaminación ambiental

El 92% de la población mundial vive en lugares en los que se excede el nivel máximo de contaminación atmosférica permitido por la OMS (Organización Mundial de la Salud), según se desprende en un nuevo estudio de la organización en el que se evaúla la calidad del aire que respiramos.

El nuevo modelo de la organización internacional, el más detallado hasta la fecha, ha recopilado los datos de satélites y estaciones terrestres sobre 3.000 ubicaciones, tanto rurales como urbanas, de 103 países. La información se presenta mediante mapas interactivos que muestran las zonas en las que no se respetan los límites. No se trata de una lista de países más o menos contaminados, sino de un recurso para conocer cuáles son las regiones del mundo en las que el aire es de peor calidad.

La organización estima que casi el 90% de las muertes relacionadas con la contaminación del aire se producen en países de ingresos bajos y medios, y casi dos de cada tres se producen en las regiones del Sudeste Asiático y del Pacífico Occidental.

Según los datos del informe, en 2012, el año más reciente del que se tienen datos, 3 millones de personas murieron en todo el mundo a causa de la contaminación exterior. La contaminación interior (provocada por el uso de combustibles sólidos para cocinar o calentar la vivienda), segó la vida de 3,5 millones de personas en el mismo año. En total, 6,5 millones, esto es, un 11,6% del total de fallecimientos producidos en esa fecha. Una cifra, sin embargo, algo inferior a los 7 millones de personas estipuladas hace unos meses por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Amiente (PNUMA).

Casi el 90% de las muertes relacionadas con la contaminación del aire se producen en países de ingresos bajos y medios

El 94% de los casos se deben a enfermedades no transmisibles, sobre todo a dolencias cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, neumopatía obstructiva crónica y cáncer de pulmón, así como afecciones respiratorias agudas.

"La contaminación del aire continúa dañando la salud de las poblaciones más vulnerables, a saber, las mujeres, los niños y las personas de edad avanzada - afirma la Dra. Bustreo, subdirectora general de la OMS-. Para que las personas estén sanas, deben respirar aire limpio, desde la primera inhalación hasta la última".

Entre las principales fuentes de contaminación del aire que cita la OMS figuran los modos ineficientes de transporte, la quema de combustible en los hogares y la quema de desechos, las centrales eléctricas y las actividades industriales.

En mayo de 2016, la OMS aprobó una nueva «hoja de ruta» destinada a acelerar las medidas para hacer frente a la contaminación del aire en la que se hace un llamamiento al sector de la salud para que intensifique la vigilancia de dicha problemática a nivel local, evalúe las repercusiones sanitarias y ejerza un mayor liderazgo respecto de las políticas nacionales que afectan a la contaminación del aire.

La organización ha ideado una campaña llamada BreatheLife cuyo objetivo es concienciar a la opinión pública sobre los riegos que la contaminación del aire comporta para la salud. La iniciativa pone énfasis en soluciones prácticas (por ejemplo, la mejora de la vivienda, el transporte, el ahorro de energía o gestión de desechos) así como medidas que puedan adoptarse a nivel comunitario o individual (por ejemplo, dejar de quemar los desechos y promover los espacios verdes y los desplazamientos a pie o en bicicleta). El objetivo: conseguir que respiremos un aire menos nocivo, no solo para el planeta, también para nuestra salud.