La increíble conservación de un dinosaurio acorazado de hace 112 millones de años

Alec Forssmann

16 de mayo de 2017

Una exposición en el Museo Real Tyrrell, en Canadá, reúne varios fósiles deslumbrantes que han sido hallados en la provincia de Alberta durante obras de construcción o trabajos de minería

Más información

Asombrosos fósiles de dinosaurio acorazado con la cola en forma de garrote

Asombrosos fósiles de una nueva especie de dinosaurio

Una nueva exposición (Grounds for Discovery) en el Museo Real Tyrrell, en la provincia de Alberta, en Canadá, presenta un increíble fósil de un nuevo género y especie de dinosaurio acorazado, el nodosaurio de Suncor, bautizado así porque fue descubierto en marzo de 2011 por un trabajador de la mina Suncor Millenium, en Alberta. El fósil, de unos 112 millones de años de antigüedad, incluye la piel del animal y la armadura completa desde el hocico hasta las caderas. Su estado de conservación es tan bueno que la mayor parte del esqueleto no se puede ver debido a la cantidad de piel fosilizada que lo cubre. Se necesitaron más de 7.000 horas para preparar el espécimen y dejarlo listo para su investigación y exhibición. Se trata del dinosaurio acorazado mejor conservado que se ha descubierto.

La exposición reúne otros fósiles deslumbrantes que han sido hallados en la provincia de Alberta como consecuencia del desarrollo urbanístico, durante la construcción de carreteras, en la minería o en otras actividades industriales. Durante la construcción de una carretera cerca de Red Deer, por ejemplo, se descubrió un fósil de un nuevo género y especie de pantodonto, un mamífero que vivió hace 60 millones de años y que, a pesar de su tremenda dentadura, era herbívoro. También se podría destacar un fósil de Mosasaurus missouriensis, un gran reptil marino que vivió hace 75 millones de años. Bajo uno de los ojos tiene un diente incrustado que, según una investigación preliminar, procedería del ataque de otro mosasaurio. Desde que fue inaugurado en 1985, el Museo Real Tyrrell ha recopilado algunos de los mejores fósiles del mundo que permiten comprender mejor cómo era la vida en el territorio que hoy ocupa Alberta.