El Hubble detecta un planeta orbitando alrededor de dos estrellas

Estrella binaria

Estrella binaria

La ilustración muestra un planeta gigante gaseoso orbitando alrededor de dos estrellas pequeñas o enanas rojas.

Imagen: NASA, ESA and G. Bacon (STScI)

El sistema OGLE-2007-BLG-349, descubierto por el telescopio espacial Hubble, está formado por dos enanas rojas y un planeta de masa saturniana que gira alrededor de ellas

Más información

Kepler-1647b, un gigante gaseoso que orbita alrededor de dos estrellas

Descubren el planeta más grande que orbita alrededor de dos soles

La extraordinaria nitidez del telescopio espacial Hubble, en órbita alrededor de la Tierra, ha permitido discernir un par de estrellas y un planeta que gira alrededor de ellas y que necesita unos siete años para rodearlas completamente. Este sistema formado por un planeta y dos enanas rojas, o estrellas pequeñas, se denomina OGLE-2007-BLG-349 y se encuentra en el centro de nuestra galaxia a 8.000 años luz.

Detectar un sistema estelar como este entre la miríada de estrellas que puebla el universo es un prodigio tecnológico favorecido, sin embargo, por un "truco de la naturaleza", como lo describe la NASA en el comunicado que difundió ayer. Los investigadores recibieron una ayuda: la gravedad de una estrella en primer término curva y amplifica la luz de una estrella en segundo término con la que se encuentra momentáneamente alineada.

"Las observaciones terrestres sugerían dos escenarios posibles para el sistema de tres cuerpos: un planeta de masa saturniana orbitando un par de estrellas cercanas o un planeta de masa saturniana y otro de masa terrestre orbitando una única estrella", explica David Benett, principal autor del estudio, publicado en The Astronomical Journal. "El modelo formado por dos estrellas y un planeta era el único consistente con la información del Hubble", añade. El satélite artificial Kepler ha descubierto hasta la fecha otros diez planetas orbitando alrededor de sus respectivas estrellas binarias, pero estos planetas se encuentran mucho más cerca de sus estrellas que el sistema detectado por el Hubble.