Hallan 4 nuevos conjuntos de arte rupestre paleolítico en Cantabria

Todos los conjuntos corresponden a fases antiguas, premagdalenienses, y pueden atribuirse, provisionalmente, al Gravetiense, de entre 28.000 y 22.000 años de antigüedad

Ver todas las fotos

Alec Forssmann

15 de septiembre de 2017

Enclaves imprescindibles en el norte de Cantabria

Cuatro nuevos conjuntos han sido incorporados al inventario del arte rupestre paleolítico de Cantabria, según informa el prehistoriador Roberto Ontañón a National Geographic. Ontañón, el director del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), dirige un equipo multidisciplinar que de momento ha detectado cuatro conjuntos parietales inéditos en la comunidad autónoma de Cantabria: figuras de animales (ciervos) en trazo tamponado y puntuado en la cueva de El Rejo, en Val de San Vicente; trazos puntuados y manchas de color en la cueva de Las Graciosas, en Medio Cudeyo; motivos geométricos y trazos digitados en la cueva de Los Murciélagos, en Entrambasaguas; y grupos de puntos y grandes motivos geométricos cuadrangulares en la cueva de Solviejo, en Voto.

Todos los conjuntos corresponden a fases antiguas, premagdalenienses (son anteriores a las figuras polícromas de la cueva de Altamira), dentro del ciclo del arte rupestre paleolítico y pueden atribuirse, provisionalmente, al Gravetiense, de entre 28.000 y 22.000 años de antigüedad.

Los nuevos conjuntos son anteriores a las figuras polícromas de la cueva de Altamira

Los investigadores han aplicado una metodología científica avanzada para confirmar la autenticidad de estos conjuntos de pinturas rojas, que incluye la topografía mediante el uso de un láser escáner 3D, la ortofotografía y fotogrametría de los paneles decorados con vistas a la obtención de imágenes en 3D de alta calidad y resolución y, entre otras técnicas, la captura de datos gráficos mediante un sensor multiespectral.

El proyecto, mucho más amplio, se centra en la documentación de conjuntos parietales inéditos de posible cronología paleolítica en varias cuevas de Cantabria, una iniciativa propiciada por el hallazgo, en 2015, de la cueva Áurea en el municipio de Peñarrubia. Desde hace años se conocían diversos indicios sobre la existencia de pinturas rupestres, en su mayoría de color rojo, que parecían haber sido ejecutadas en tiempos paleolíticos, pero hasta ahora no se había diseñado y acometido un proyecto de investigación arqueológica orientado a la documentación y estudio de las mismas.

Outbrain